Economía

García Pascual: "Un préstamo del MEDE de 100.000 millones sin condiciones haría sostenible la deuda española"

García Pascual:

Hasta el verano pasado, Antonio García Pascual fue economista jefe para Europa del gigante de la banca británica Barclays. En la actualidad, es investigador de la Escuela de Relaciones Internacionales (SAIS, por sus siglas en inglés) de la Universidad Johns Hopkins, en Washington.

Él es uno de los coautores de un artículo publicado hace dos semanas en el blog de Economía VoxEU en el que propone que el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) preste 100.000 millones de euros a España para afrontar la crisis del coronavirus, es decir, la mitad del paquete de estímulo aprobado por el Gobierno. Según García Pascual, esa cantidad permitiría que la deuda española siguiera siendo sostenible pese al aumento del gasto y al desplome de la recaudación provocado por la pandemia. Una pandemia que hace innecesaria la palabra "rescate" porque, como explica García Pascual, "es un préstamo para ayudar en una situación extraordinaria". El Eurogrupo se reúne este martes en Bruselas para analizar cómo llevar a cabo esa operación.

Ustedes estiman que España puede tener un déficit del 13% del PIB este año y que las necesidades brutas de financiación pueden crecer en un 30%.
Esas son dos de las variables clave, que se basan tanto en el punto de partida del déficit, que ya era elevado, aunque por motivos justificados, como en la caída de la recaudación y en el aumento del gasto. Sin las medidas de estímulo, el PIB podría caer más de un 10%. Con ellas medidas, ese desplome se reduce pero, a cambio, el déficit y la deuda suben.
Y ahí es donde entra la proyección de 100.000 millones de euros para España.
Las necesidades de financiación son altas y pueden mantenerse muy altas como resultado de este shock y de las medidas fiscales. Si se financia todo en el mercado, habrá unas necesidades de financiación que a lo mejor no son muy razonables para el Tesoro, porque lo obligan a estar todas las semanas con unas emisiones altísimas.
¿Por qué 100.000 millones?
Porque con esa cantidad y con tipos de interés bajos España podría permitirse un esfuerzo fiscal y unas necesidades de financiación similares a las que tenía antes del Covid-19..
Para Italia, ¿cuánto sería necesario?
Un préstamo en torno a los 100.000 millones funcionaría bien para España, mientras que Italia precisaría de unos 120.000 millones. De hecho, eso supone la mitad de los 420.000 millones que el MEDE tiene disponibles. Ese sería el precio de salvar a la tercera y cuarta mayores economías de la Eurozona.
¿En qué condiciones financieras?
El programa de rescate de los bancos de España fue a 12 años con una carencia de 5 años. Con el actual precio del dinero, los tipos podrían ser cero o incluso negativos, así que España debería coger todo lo que le ofrezcan. Aparte, hay que tener en cuenta que, cuando se lleva a cabo una operación con el MEDE, se activa el programa adicional de compra de bonos OMT, con lo que el BCE compraría lo que hiciera falta de bonos españoles con vencimiento de hasta tres años, lo que sería una buena ayuda adicional para mejorar la sostenibilidad de la deuda.
Queda la cuestión de la condicionalidad.
Yo espero que no se ponga ninguna condicionalidad más allá de que España mantenga su compromiso de jugar dentro de las normas de la zona euro. Lógicamente, los gastos que se hagan deberían estar bien diseñados, de manera que la financiación acabe donde más falta hace, es decir, en proteger empleos, en hacer que las empresas no tengan que cerrar definitivamente y, lo más importante, en infraestructura sanitaria.