Economía

Garamendi rechaza un estado de alarma hasta mayo y pide acortar plazos para no dañar a la economía

Garamendi rechaza un estado de alarma hasta mayo y pide acortar plazos para no dañar a la economía

Los empresarios piden al Gobierno que replantee su Estado de Alarma para no generar daños a la economía. Bien en los plazos que establece, bien en los esquemas actuales de ayudas a trabajadores y empresas, el marco debería ser modificado, opinan.

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, ha rechazado este lunes el planteamiento de un estado de alarma hasta mayo. El empresario ha advertido del daño que puede hacer a la economía y ha pedido que se haga con plazos más cortos con control parlamentario. "Creo que hay que poner plazos más cortos, con revisiones, ir al Parlamento", ha subrayado.

En su diseño actual, el estado de alarma se prolongaría seis meses, hasta el próximo 9 de mayo. El motivo para reformar el planteamiento del Gobierno es el daño que puede causar sobre la confianza de los ciudadanos y de los propios empresarios en que las perspectivas de recuperación económica pueden ser más cortas.

"Podemos compartir las medidas pero no los plazos, pensamos que esto hay que revisarlo de forma más periódica (...) ¿Qué hacemos con la Semana Santa? ¿Nos la cargamos directamente con falta de confianza porque planteamos este plazo de mayo? Yo creo que es una auténtica barbaridad", ha dicho Garamendi durante su intervención en el XXIII Congreso Nacional de la Empresa Familiar.

La advertencia de los empresarios coincide con la propuesta del PP, que ha condicionado su apoyo al estado de alarma propuesto por Sánchez a que se prolongue "un máximo de ocho semanas" y llegue hasta antes de la Nochebuena, para "salvar la campaña navideña". También incluye "limitar la movilidad durante los tres puentes" que vienen (1 de noviembre, 9 de noviembre -sólo en Madrid- y 6 de diciembre).

Extender en seis meses el Estado de Alarma lleva a los empresarios a plantearse qué utilidad tendrá el último esquema de ayudas a sostener las rentas de trabajadores y empresas, diseñado como una desescalada hacia la normalidad y con plazo hasta el próximo 31 de enero. El esquema de protección de rentas vigente desde el pasado 1 de septiembre contempla distintos tipos de ERTE que sustituyen a la antigua figura del expediente por rebrote. Ahora las justificaciones son por impedimento, por limitaciones provocadas por decisiones sanitarias y por pertenecer a un sector especialmente afectado por la crisis. En este último capítulo se incluyen los de empresas que están vinculadas por su cadena de valor a un sector especialmente afectado.

Garamendi también ha criticado la decisión de permitir a los ayuntamientos gastar 15.000 millones de superávit y ha pedido que no se destine ese dinero "en aceras o en subir salarios" sino que lo usen para quitar impuestos, como el IBI, a comercios, hostelería y hoteles. "Los ayuntamientos pueden echar muchas manos", ha añadido.

Fondos europeos

Sobre el uso de los fondos europeos, Garamendi ha dicho que requiere "un cambio profundo, un cambio de estructura" para "que no haya un Plan E".

También ha subrayado el papel que debe jugar la "unidad de mercado" para superar esta crisis y hacer un mejor uso de los fondos. Hay riesgos, ha añadido, de que estos fondos "no se utilicen o se utilicen mal" con proyectos de "corto recorrido" que puedan dar empleo pero "precario".

El presidente de la CEOE, que ha advertido también del riesgo de incurrir en gastos estructurales, ha añadido que el problema ya no es solo laboral y que habrá que tomar más medidas económicas "coyunturales" para solucionar el problema que se avecinan con esta segunda ola


  • Ultimas noticias
  • Programación
  • Traductor ingles
  • Calendario laboral
  • Peliculas TV
  • Temas
  • Real Valladolid - Alavés
  • Gran Premio de Portugal, en directo
  • Southampton - Everton
  • Benevento - Napoli
  • Parma - Spezia