Economía

Francisco Riberas respalda el «plan Pallete» y eleva en 25 millones su inversión en Telefónica

Francisco Riberas respalda el «plan Pallete» y eleva en 25 millones su inversión en Telefónica

El presidente de Gestamp y consejero de la teleco dobla su participación en la compañía, que pasa desde el 0,049% al 0,118%

Francisco Riberas ha decidido respaldar la reestructuración del negocio de Telefónica lanzada la semana pasada por José María Álvarez-Pallete y que contempla el repliegue de la teleco en Iberoamérica. El presidente ejecutivo de Gestamp y miembro del consejo de administración del operador de telefonía, internet y televisión ha invertido 24,98 millones de euros en la compra de 3,6 millones de acciones de la compañía, lo que se ha interpretado como una muestra de su confianza en la nueva estrategia de la empresa.

Con esta inversión, Riberas eleva su participación en el capital social de Telefónica del 0,049% al 0,118%, según ha notificado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). De esta forma, el empresario, que ha comprado títulos de la teleco a 6,84 y a 6,94 euros, por encima de los 6,72 euros en que cerró este martes la cotización de Telefónica, más que duplica su participación, la mayor de una persona a título individual en la teleco, cuyos principales accionistas son BBVA, con el 6,961% del capital, Caixabank (5,019%) y Blackrock (4,986%).

Las adquisiciones de acciones de una compañía por parte de un miebro de su consejo son habituales en situaciones en las que cúpula quiere mostrar su confianza en los planes que ha aprobado para la propia empresa. La semana pasada, el consejo de Telefónica, reunido durante dos días en Barcelona, aprobó una reordenación de la compañía que incluye priorizar el negocio y las inversiones en cuatro mercados —España, Brasil, Reino Unido y Alemania—, desgajar las filiales iberoamericanas en una sociedad aparte con la vista puesta en venderlas, la creación de dos nuevas unidades de negocio —de infraestructuras y de negocio digital—, un plan de eficiencia en el centro corporativo y la reforma del organigrama de la compañía. Con todas estas medidas, Álvarez-Pallete pretende relanzar Telefónica, que cotiza en Bolsa a niveles históricamente bajos.