Economía

Filomena da el remate final a las rebajas: el textil ya da por perdidos 2.000 millones

Filomena da el remate final a las rebajas: el textil ya da por perdidos 2.000 millones

En los pocos días de rebajas que ha podido abrir, Rocío, que regenta una tienda de moda y decoración en el madrileño barrio de Malasaña, sólo ha vendido guantes y calcetines. Conchita, que tiene otra de moda de sport y trajes de novia en la calle Serrano, salvará esta primera parte del año gracias a que tenía 170 trajes de novia encargados del pasado (bodas que no se celebraron) y que tiene que entregar.

"Hablar de rebajas es mucho decir, porque las empezamos justo después de Reyes y entonces llegó Filomena y la ola de frío y nos autoconfinamos. Ayer mi compañero y yo cerramos a las siete y nos fuimos de cañas porque llevaba horas sin entrar nadie", señala Rocío.

La tormenta Filomena ha venido a rematar a un sector, el del comercio, que ya auguraba las peores rebajas de su historia por la confluencia de factores adversos: las nuevas restricciones en muchas comunidades para frenar esta tercera ola de la pandemia, el frío polar y las recomendaciones de las autoridades de no salir a la calle.

Las rebajas de invierno del año pasado transcurrieron aún sin pandemia y en julio ya se había ejecutado la desescalada, no había confinamientos ni restricciones ni cierres al comercio. No es que hubiera mucho turismo (clave para el sector textil), pero al menos se permitía la movilidad.

Mal arranque

Este enero todo se ha complicado. El comercio de algunas regiones, como Castilla y León, por ejemplo, ha empalmado las restricciones de la segunda ola con las de la nueva y lo mismo Cataluña.

"El problema ya no es tanto la tormenta, que evidentemente no ayuda, sino estas nuevas medidas en los establecimientos, que se producen, además, una semana después de que empiecen de manera oficial las rebajas", señalan desde Anged, asociación que representa a empresas como Ikea, Leroy Merlin o Carrefour, entre otras muchas.

Baleares, Extremadura, Cataluña y Castilla y León son las regiones que han decretado nuevas restricciones (cierres en función de la superficie, cada una con un criterio diferente). En total "suman cerca de un tercio del comercio de España sujeto a cierres. Si en e arranque de las rebajas hay un temporal y luego encima cierras 15 días, el impacto es enorme", lamentan desde Anged.

El textil se lleva la palma, con una pérdida de facturación, calculan, de alrededor de 2.000 millones de euros en estas semanas, que son las de más ventas del año pata el sector, según explica Eduardo Zamácola, de Acotex. Este sector ya arrastra pérdidas del 40% en todo 2020. El fin de semana posterior a Reyes es el de mayor facturación, con alrededor del 25% del total.

Textil

"Filomena se suma a las restricciones... El efecto más perverso para el textil es la limitación de las reuniones a máximo seis personas, porque si no vas a ver a gente, no te arreglas, no compras ropa... Empalmamos una ola con otras y ya no vemos la luz al final del túnel", señala el presidente de Acotex, que agrupa al sector textil.

"Es que hay que estar muy loco para irse ahora de rebajas", confiesa Conchita, con tienda en la calle Serrano, de Madrid. "La gente tiene frío, le da pereza probarse ropa... Yo he podido abrir la tienda porque vivo cerca y vengo andando, pero otras tiendas cercanas siguen cerradas", explica Rocío, que reconoce que el barrio madrileño donde tiene la tienda está aún intransitable, con los accesos a muchas tiendas con nieve y hielo y árboles caídos, "que aún no se han recogido".

Explica, además, que hay muchos comercios a los que no se ha dejado abrir porque tienen placas de nieve en las cornisas, por peligro de derrumbe, para que no haya tránsito por esas calles. "Esto es un bloqueo total. Es una pena, porque en Navidad sí había arrancado algo el consumo", lamenta.