Economía

España se desangra en gasto turístico: 28.412 millones menos entre enero y junio

España se desangra en gasto turístico: 28.412 millones menos entre enero y junio

El número de turistas extranjeros cayó un 97,7% en junio, hasta los 204.926 viajeros

La llegada de turistas a España tampoco remontó en junio. En el sexto mes del año llegaron a nuestro país un total de 204.926 visitantes extranjeros, un 97,7% menos que en junio de 2019, según los datos difundidos ayer por Frontur. Pese a que en junio terminó el estado de alarma en España, el hecho de que se extendiese hasta el día 21 y los pocos vuelos operativos durante esa fecha por la incertidumbre de la crisis sanitaria y las restricciones en las fronteras provocaron que el número de turistas que llegó a nuestro país volviera a desplomarse por cuarto mes consecutivo. En abril y mayo no llegó ningún turista por la pandemia, mientras que en marzo, mes en el que se decretó el confinamiento, la llegada de viajeros se derrumbó un 64%.

Con todo, en el primer semestre del año han llegado 10.785.196 turistas, una cifra muy lejana de los más de 38 millones que desembarcaron en el país en el mismo periodo de 2019. Las cifras de gasto son todavía más dramáticas, ya que reflejan que España dejó de ingresar 28.400 millones en el primer semestre por el frenazo turístico.

Solo en junio, los turistas desembolsaron en España 137,37 millones de euros, un 98,6% menos que en el mismo mes de 2019, según los datos de Egatur publicados ayer. La crisis sanitaria frenó en seco la progresión de esta estadística, que acumula varios récords consecutivos desde 2013. También bajó el gasto medio por turista, que se estableció en los 651 euros, lo que supone un descenso anual del 40,6%. El gasto medio diario descendió por su parte un 30,4%, hasta los 114 euros. Mientras, la estancia media por turistas tuvo un descenso de un 1 día (hasta los 5,7) en comparación con el año pasado.

Las perspectivas del sector no son halagüeñas. La decisión tomada por el Reino Unido de imponer una cuarentena a los viajeros procedentes de España y recomendar no viajar hacia nuestro país va a retrasar la recuperación del turismo. Porque el país británico, a pesar de la crisis, sigue siendo el principal país emisor en lo que va de año, con más de 2 millones de viajeros. Un dato que contrasta con el registro de junio, cuando apenas llegaron a España 8.473 turistas británicos, un 99,6% menos.

Un 60% menos de vuelos

Respecto al resto del verano, el presidente de la Asociación de Líneas Aéreas (ALA), Javier Gándara, explica que en julio se operaron un 60% menos de vuelos respecto al mismo mes del año pasado. El dato de pasajeros es todavía más preocupante, y refleja una caída del 80%. «Esto confirma que estamos ante una recuperación muy lenta. De cara a agosto lo esperable es que se supere el 50% de vuelos operados, aunque la situación es muy incierta», explica Gándara. Desde la patronal alertan de que la crisis amenaza hasta 900.000 puestos de trabajos relacionados con el sector aéreo. «Estamos ante un ‘annus horribilis’ tanto de la aviación como del turismo», abunda el presidente de ALA.

En esta misma línea, el presidente de la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV), Carlos Garrido, califica de «desastre» la temporada de verano. «La campaña arrancó floja y sigue difícil. Probablemente no repunte hasta que no sepamos si se reabre el turismo con Reino Unido y otros mercados europeos relevantes, como Bélgica», explica.

Comentarios