Economía

Escaparate global en Barcelona Wine Week

Escaparate global en Barcelona Wine Week

Del 3 al 5 de febrero, la capital catalana se convertirá en el gran escaparate del vino español en la primera edición de la feria

La capital catalana se convertirá del 3 al 5 de febrero en el gran escaparate del vino español en la primera edición de Barcelona Wine Week (BWW), con la participación de 550 bodegas en representación de 40 denominaciones de origen (DO) de toda nuestra geografía. Con esta apuesta por parte de Fira de Barcelona a través de su sociedad Alimientaria Exhibitions se pone en valor la variedad de territorios de nuestro país y la calidad y singularidad de cada vino, en lo que será literalmente un recorrido sensorial y paisajístico por la geografía española.

El salón profesional se instalará en el recinto ferial de Montjuïc y tendrá extensiones en hoteles, restaurantes y coctelerias de Barcelona, además de contar con experiencias singulares, como el maridaje del vino con la música, el arte y los libros. Con el objetivo de incrementar las exportaciones, a la cita acudirán cerca de 300 grandes compradores procedentes de 50 países considerados estratégicos por el sector, encabezados por EE.UU., Alemania, China-Hong Kong, Canadá, Reino Unido, Suecia, Rusia, Dinamarca, Colombia y Países Bajos. La organización también ha invitado a mil compradores nacionales a través del programa VIP Buyers. Con los compradores nacionales e internacionales se han planificado más de 5.800 encuentros.

Vino y rock&roll

El visitante podrá realizar un recorrido paisajístico por las DO en un espacio denominado BWW Lands en el que todos los territorios tendrán la misma superficie expositiva, lo que supone «una democratización del espacio», señala J. Antonio Valls, director general de Alimentaria Exhibitions. En BWW Hub habrá catas y ponencias a cargo de expertos, tanto sumilleres como bodegueros y enólogos. Entre las catas destacan las sinestésicas, cuyos participantes podrán experimentar cómo la música puede afectar al sabor del vino al aunar su consumo al rock&roll o las habaneras. La organización considera que el vino es una experiencia para los cinco sentidos en esta apuesta renovada.

Las mujeres también están en el centro de la producción vitivinícola y será uno de los atractivos de BWW a través de la zona Fabulous 50 by Women, donde se ensalzarán una cincuentena de caldos en los que la mujer es la protagonista. Mujeres también son las artistas Nika López y María Ortega, autoras de unas obras que presidirán el salón, tanto pictórica como escultóricamente. En cuanto a gastronomía, la feria realzará la dieta mediterránea y el valor nutricional del vino con la participación de siete restaurantes (Gresca, Xerta, Monocrom, D’Aprop, Casa Xica, 130 y Oriol Balaguer), que han diseñado tapas exclusivas para maridar con vinos en esta feria que también tendrá una sintonía musical propia.

Xavier Pagés, presidente de BWW y del Consejo Regulador del Cava, subraya que el salón, que cuenta con el apoyo de la Federación Española del Vino (FEV) e ICEX España Exportación e Inversiones, es clave para lograr elevar el valor de nuestros vinos y «visibilizar ante compradores globales de alto poder adquisitivo la capacidad de proyección internacional de nuestro sector, unido a nuestra fuerza gastronómica».

La implicación de la ciudad también ha sido buscada por la organización, y durante los días de celebración de BWW el mirador de Colón contará con un punto de información de enoturismo y ofrecerá una copa de cortesía a quienes se acerquen. La Llotja de Mar también acogerá un concurso internacional para determinar el mejor vino espumoso rosado y habrá fiestas en los hoteles, como la dedicada a la garnacha en el Sir victor. Además, varios restaurantes del centro comercial Las Arenas, en la plaza de España, ofreceran maridajes y 80 coctelerías de la ciudad crearán cócteles especialmente pensados para la ocasión. Barcelona quedará así maridada con el vino español.