Economía

Endesa se blinda contra el coronavirus: suspende todos los viajes a la matriz italiana

Endesa se blinda contra el coronavirus: suspende todos los viajes a la matriz italiana

Las empresas españolas están endureciendo sus protocolos sanitarios frente al coronavirus tras el incremento del número de contagios en la próxima Italia.

Endesa ha sido uno de los primeros grupos en activar un plan de contingencia en las relaciones con su matriz transalpina, la empresa pública Enel, que suspende los viajes entre personal de ambas sociedades y ha afectado incluso al consejero delegado, José Bogas.

"Es una medida quizá un poco exagerada pero de prudencia", ha explicado el primer ejecutivo del grupo durante la presentación de los resultados del grupo en 2019. El beneficio del grupo se redujo un 87%, hasta situarse en 171 millones, tras acometer un importante deterioro contable de sus centrales de carbón y de aquellas instaladas en los territorios extrapeninsulares.

Excluido este efecto, Endesa ha comunicado a la CNMV que su beneficio ordinario neto se elevó un 3,4% hasta situarse en 1.562 millones de euros, que el grupo repartirá en su totalidad entre sus accionistas a lo largo de este año. Eso sí, Bogas ha confirmado que a partir de 2021 se irá reduciendo progresivamente la parte de beneficio destinada a la retribución del accionista en dos fases: 80% el próximo año y 70% a partir de 2022.

La eléctrica ha sufrido una reducción del consumo de energía en España del 2,7% en 2019, algo que preocupa "enormemente" a su consejero delegado. "Nos preocupa muchísimo. Hay razones coyunturales como la temperatura, pero estoy mucho más preocupado por la caída de la demanda industrial que es continuada", ha explicado.

El ejecutivo eléctrico también ha pedido mesura al nuevo Gobierno en sus planes para instalar energías renovables mediante subastas. Según Bogas, estos instrumentos hacen que se pierda la señal de precio del mercado y contribuye a que se generen burbujas en nichos del mercado como los puntos de conexión y acceso a la red. "Esto al final acaba encareciendo el coste de la electricidad", ha incidido.

Endesa también ha hecho públicas sus estimaciones de impacto en sus cuentas por el recorte regulatorio aprobado por el Gobierno sobre la distribución de electricidad. El ajuste supondrá este año una penalización de 70 millones de euros, que se elevará hasta los 140 millones a partir de 2021.

Crecimiento del ebitda

Volviendo a las cuentas, el resultado bruto de explotación (Ebitda) de Endesa el año pasado ascendió a 3.841 millones de euros, con un crecimiento del 6% debido, principalmente a la buena evolución del negocio liberalizado, a la estabilidad del negocio regulado y a la contención de los costes fijos.

Mientras, los ingresos de la compañía energética a lo largo de 2019 alcanzaron los 20.158 millones de euros, prácticamente en línea con los 20.195 millones de euros en el año anterior.

Así, Endesa destacó que cerró el ejercicio "por encima" de los objetivos anunciados al mercado en su plan estratégico, que preveían para 2019 ese beneficio ordinario en torno a los 1.600 millones de euros y un Ebitda de unos 3.800 millones de euros.

Además, el grupo reitera sus objetivos financieros para este 2020, con una estimación de un incremento del beneficio neto ordinario hasta los 1.700 millones de euros y del Ebitda hasta los 3.900 millones de euros.

Producción 'verde'

En este contexto de descarbonización, Endesa ha incrementado sustancialmente sus inversiones en 2019 en energías renovables (+211%), y se ha convertido en la primera empresa en incorporar al sistema toda la potencia que se le adjudicó en las subastas organizadas por el Gobierno en 2017 (879 MW).

Alrededor de un 70% de las inversiones de desarrollo del grupo el ejercicio pasado han ido a parar a proyectos de generación renovable, lo que ha permitido que el 73% de la generación peninsular y el 59% conjunto de la generación total de Endesa en 2019 ya esté libre de emisiones de CO2.

En este sentido, el consejero delegado de Endesa, José Bogas, ha señalado que el grupo "va a liderar la transición energética en España", para lo que está haciendo "un enorme esfuerzo inversor en energías renovables y en digitalización, clave para continuar ofreciendo buenos resultados en un mercado cada vez más complejo".

Asimismo, Bogas ha destacado que el grupo cuenta en la actualidad con una cartera de nuevos proyectos renovables que asciende a unos 20.000 MW, de los cuales 5.700 MW ya tienen adjudicados puntos de conexión.