Economía

«En Ryanair solo pueden hacer huelga los que están librando»

«En Ryanair solo pueden hacer huelga los que están librando»

Los sindicatos denuncian las «técnicas mafiosas» de la aerolínea y la «desidia» del Gobierno

Prácticas «mafiosas», intimidaciones, expedientes... el clima laboral en Ryanair está cada vez más enrarecido. Es por ello que los pilotos y los tripulantes de cabina de la compañía irlandesa han reclamado este martes al Gobierno que tome cartas en este particular conflicto de una vez por todas y no conceda más subvenciones a la empresa «hasta que no cumpla la ley».

Y es que, según los sindicatos, la «low cost» está socavando el derecho a huelga de los trabajadores gracias a la «desidia» del Gobierno. Organizaciones de tripulantes de cabina (Uso y Sitcpla) y de pilotos (Sepla) denuncian que las seis jornadas de paros realizadas por los tripulantes de cabina de la compañía apenas han provocado la cancelación de siete vuelos de Ryanair. «Mientras, Vueling tuvo que suspender 222 trayectos por dos días de huelga», ha explicado el secretario de Organización de USO-Ryanair, Jairo Gonzalo.

Esta diferencia se debe, según los sindicatos, a los elevados servicios mínimos impuestos por el Ejecutivo para las últimas huelgas. «Fomento ha garantizado el 100% de los vuelos desde Canarias pese a que hay cinco aerolíneas que cubren las mismas rutas que Ryanair. La compañía, además, ha notificado el 100% de los servicios mínimos a las imaginarias... solo podemos hacer huelga los que estamos librando», ha abundado Gonzalo.

«Parecen de la Gestapo», ha denunciado por su parte el delegado de Sepla Ryanair, Francisco Gómez, quien ha recordado que la decisión de la compañía de cerrar las bases de Lanzarote, Gran Canaria, Tenerife (lo que ha motivado las huelgas) «no tiene justificación» porque son centros rentables. En un principio a esta lista se sumaba Gerona, pero tras la presión de la Generalitat la compañía aérea ha decidido replantear el cierre de esta base.

Los sindicatos creen que en realidad Ryanair quiere cerrar estas bases para reabrirlas unas semanas más tarde a través de alguna de sus filiales. «Empezaron con un modelo de bajo coste y ahora están externalizando este modelo. Es el low cost del low cost», ha sentenciado Gómez. «La compañía está chantajeando a España: exige más subvenciones para evitar estos cierres», ha afirmado por su parte el responsable de relaciones externas de Sitcpla, Antonio Escobar, quien ha apuntado que la empresa ha recibido 263 millones en ayudas desde que aterrizó en nuestro país.

Huelga conjunta

Los sindicatos también han anunciado que llevarán su conflicto a Bruselas. «El 3 de octubre iremos al Parlamento europeo para hablar de Ryanair. Además, en breve se pondrá en marcha la Inspección laboral europea y vamos a presionar para que el primer asunto que analice sea la situación laboral de la plantilla de Ryanair», ha explicado Escobar.

El representante de Sitcpla también ha señalado que el Gobierno español «deberá explicar por qué no ha hecho nada para solucionar el conflicto pese a que el cierre de estas bases puede dejar en la calle a 512 trabajadores». Los sindicatos denuncian que el Ministerio de Fomento ni siquiera ha accedido a reunirse con ellos para conocer las razones de sus protestas.

Estas, pese a la poca repercusión, se mantienen en pie. Pasado mañana se producirá de forma simultánea una huelga de pilotos (que también se movilizarán los días 20, 22, 27 y 29 de septiembre) y de tripulantes de cabina (que además tienen previsto parar el 22, 27 y 29 de este mes). Pese a ello, los sindicatos no confían en que estas protestas impacten en la operativa de la aerolínea. De hecho, según Gómez, es posible que la aerolínea no tenga que cancelar ningún vuelo por estas movilizaciones.