Economía

El verdadero ganador de la Lotería de Navidad, el Estado

El verdadero ganador de la Lotería de Navidad, el Estado

50 millones de euros en décimos extraviados

Sin importar quienes son los afortunados ganadores de los distintos premios de la lotería, y lo que llegue a recaudar a través de impuestos Hacienda ese año, que puede ser más o menos, dependiendo del número de ganadores y de la fiscalidad mínima establecida, que suele cambiar anualmente, este año, por ejemplo, el mínimo exento ha sido elevado de los 20.000 euros a los 40.000, sigue habiendo un vencedor irrefutable año a año, las arcas del Estado.

En la caja de la Agencia Tributaria entran, sin falta, una media de alrededor de 2440 millones (2437,34 millones) de euros anuales en sorteos de loterías y apuestas, las cuales deben tan solo al sorteo de Navidad alrededor de 800 millones de euros (812 millones), lo que viene siendo un tercio de todo el beneficio generado por las distintas loterías y sorteos de la Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado (Selae).

En 2019 las ventas crecieron un 2,85% con respecto al 2018, y se alcanzó cifra de 9.256,75 millones de euros, con unos beneficios de 2.466 millones de euros. En concreto, la Lotería de Navidad registró una facturación de 2.905 millones (un 3,09% más) en un año récord para las ventas, el mejor ejercicio desde la senda de recuperación tras la crisis económica que se inició en 2014, según la Agrupación Nacional de Asociaciones Provinciales de Administradores de Lotería (Anapal).

No obstante, las cifras de 2020 «se resentirán con el coronavirus», por lo que aunque la Lotería de Navidad seguirá siendo el mayor negocio, con una previsión de Selae de 7.751,80 millones de euros en ventas (casi 1505 millones menos que en 2019), este negocio del Estado se verá afectado de forma negativa en comparación con los años anteriores.

Además de lo que se recauda entre la venta de décimos y la declaración de impuestos de los ganadores, otro negocio sumamente rentable para Hacienda es el de los despistados. Entre los que compran el codiciado número premiado y no miran nunca si han sido ganadores o no, los que lo pierden o extravían y quienes rompen el dichoso boleto, el Fisco, a través de Selae (empresa pública que está adscrita al Ministerio de Hacienda) gana una media de 50 millones de euros al año.

Si se toma en cuenta que Selae cuenta con una media de 600 empleados fijos, cuyo coste de personal ronda los 30,4 millones de euros (aunque está previsto para 2021 esta cifra ascienda un millón más hasta los 31,5 millones de euros), tan solo con los millones que recauda la empresa gracias a los despistados, puede cubrir el sueldo de casi dos años de trabajo de toda su plantilla.

Ver los comentarios