Economía

El sector textil ve peligrar la temporada de otoño-invierno

El sector textil ve peligrar la temporada de otoño-invierno

Las empresas preparan planes de contingencia por si el coronavirus se alarga

Las empresas textiles preparan planes de contingencia para afrontar la crisis del coronavirus. El sector empieza a ver peligrar la temporada de otoño-invierno, la de mayor facturación, ante el parón de producción en China, el mayor abastecedor mundial de ropa. «Estamos preocupados con invierno. Con la campaña de verano no va a haber problemas porque ya está abastecida, esa mercancía tuvo que salir de China en diciembre», explica a ABC Eduardo Zamácola, presidente de la patronal textil, Acotex. Pero las ventas para la época del frío peligran. «Como de aquí a dos meses no haya una solución las alarmas se dispararán», alerta Zamácola.

Desde las principales marcas estudian trasladar sus producciones de China a otros países de mayor proximidad, como Marruecos, Turquía, Túnez, e incluso a Portugal y España, ante los parones que están viviendo las fábricas. Así, Inditex, Mango y Desigual, cuya producción en el país asiático es importante, están analizando esta opción. Además, las dos últimas consideran trasladar parte de los fletes del barco al avión para acelerar los tiempos de llegada, aunque esto suponga un mayor coste de producción.

Esta relocalización, sin embargo, no es nueva para el sector, que hace esta maniobra para no sufrir falta de suministro ante crisis como esta, así que con el coronavirus se ha incrementado esta práctica. «Fabricar en China tiene costes bajos. Ahora, sin embargo, es más sensato fabricar en proximidad y tener más capacidad de reacción aunque haya más costes», comenta el presidente de Acotex, que espera, igualmente, que los incrementos de los costes de producción no vaya íntegramente al precio final del producto. A su juicio, esto «minaría los márgenes de las compañías».

El traslado de la producción tiene, a su vez, su parte positiva para nuestro país, ya que muchas de las fábricas nacionales están recibiendo pedidos importantes que antes no tenían.