Economía

El Ibex 35 se desploma por el temor a la recisión y cae al nivel del año del rescate bancario

El Ibex 35 se desploma por el temor a la recisión y cae al nivel del año del rescate bancario

El mundo empresarial está a la espera de que el Gobierno, el G7 y los ministros europeos de Finanzas adopten medidas contundentes para mitigar los efectos del coronavirus en la economía

El temor a la recesión económica provocada por la propagación del coronavirus se ha instalado en los mercados. Ni la actuación por sorpresa de la Reserva Federal del pasado domingo ni la actuación conjunta de todos los bancos centrales han logrado dar oxígeno a los inversores. El Ibex 35 vuelve a hundirse este lunes, a media sesión pierde más un 11% de su valor y perfora los 6.000 puntos; con este nuevo desplome, que se suma a las pérdidas de casi el 21% que acumuló la semana pasada, el principal selectivo bursátil español se sitúa ya al mismo nivel que hace ocho años, en pleno rescate de la banca. La Bolsa de Nueva York arrancó el día también con pérdidas fortísimas: en la apertura se dejaba un 9,76% y se ha suspendido la cotización.

La Bolsa española ha bajado a los niveles a los que se hundió en el verano de 2012 en pleno rescate financiero y ha amenzado incluso con bajar a mínimos en 18 años. Los mercados reaccionan así al miedo a una recesión económico provocada por la parálisis de la actividad económica que ha generado el confinamiento ciudadano para tratar de contener el Covid-19, que hace que las empresas vean desplomarse su negocio. La situación es idéntica en el resto de plazas bursátiles de Europa, ahora mismo epicentro de la pandemia. El Euro Stoxx 50 y las Bolsas de París, Fráncfort y Milán se hunden en torno a un 10%.

Los mercados ignoran así la acción coordinada anunciada ayer la Reserva Federal de EE.UU., el Banco Central Europeo (BCE), el Banco de Inglaterra, el Banco de Canadá, el Banco de Japón y el Banco Nacional Suizo para proporcionar liquidez al mercado. Junto a un apoyo monetario decidido, las empresas están ahora a la espera de medidas contundentes e inmediatas de los gobiernos para ayudarles a aguantar el shock durante el tiempo que dure.

Algunos países han puesto ya sobre la mesa ayudas a las empresas, sobre todo pymes y autónomos, como Alemania, que ha anunciado 500.000 millones de euros de liquidez. En España, los empresarios siguen esperando a que el Gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias aprueben por fin su plan de choque, anunciado la semana pasada pero que hasta mañana no se aprobará. Entre las medidas que contempla, está flexibilizar los ERTE, suspender las cotizaciones de los autónomos, aplazar y fraccionar a las empresas el pago de determinados impuestos y desplegar hasta 50.000 millones de euros en créditos del ICO en condiciones ventajosas.

Junto al plan del Gobierno de PSOE y Unidas Podemos, hoy mismo se espera una respuesta conjunta y coordinada de la Unión Europea. Este lunes los ministros de Finanzas europeos celebran por videoconferencia una reunión del Eurogrupo con el objetivo de anunciar posibles medidas comunes. De forma paralela, los jefes de Estado y de Gobierno de los países del G7 celebrarán también este lunes una cumbre extraordinaria en remoto para abordar la crisis.