Economía

El Gobierno se encomienda a las consultoras frente a la crisis

El Gobierno se encomienda a las consultoras frente a la crisis

Everis y PwC han recibido contratos adjudicados a dedo por parte del ICO

Externalizar servicios a grandes consultoras está a la orden del día en el Gobierno de PSOE-Unidas Podemos. La pandemia ha multiplicado las necesidades de acudir a este tipo de firmas, que han resultado adjudicatarias de varios contratos que suman millones de euros. Y, en algunos casos, en procesos sin competencia, es decir, que se han otorgado a dedo.

El Instituto de Crédito Oficial (ICO) ha recurrido estos meses a Everis para que preste diversos servicios de desarrollo y soporte informático para la gestión de las líneas de avales desplegadas desde marzo a causa del Covid-19. Se refiere a los 100.000 millones de euros en garantías públicas puestos en marcha por el Ejecutivo. Para ello se adjudicaron dos contratos a esta consultora el 28 de mayo de 2020 y otro el 23 de diciembre al haberse ampliado los plazos para solicitar avales ICO hasta mediados de 2021. En total, 1.079.633,14 euros (con IVA) para esta compañía, bajo procedimientos negociados sin publicidad. Contrato a dedo.

También a dedo recibió PwC el 26 de mayo un contrato del ICO para investigar los créditos con aval que se estaban concediendo por las entidades financieras. Un «servicio de verificación y validación de las condiciones y elegibilidad de las operaciones» que ya se ha puesto en marcha: el Gobierno y esta consultora están revisando 6.000 préstamos aleatorios de hasta 50 millones de euros para comprobar que han sido bien otorgados. El contrato asciende a 800.112,5 euros. Entre las cuatro adjudicaciones relacionadas con los avales, el Ejecutivo desembolsa alrededor de 1,9 millones de euros.

La razón para que estas adjudicaciones hayan sido en procesos sin competencia es que Everis y PwC ya conocen a la perfección, de trabajos anteriores, las entrañas del ICO. «Se los eligió por cuestiones de eficiencia», dicen fuentes cercanas a la institución, que añaden que también se barajaron otras consultoras pero que fueron descartadas por no ser tan cercanas a los sistemas del organismo.

Entre las «big four», como se conoce a las cuatro grandes firmas de consultoría, también se ha contado con los servicios de EY. Esta compañía resultó adjudicataria el 23 de septiembre de 2020 de un contrato para prestar «servicios para el apoyo técnico en la elaboración del primer borrador del plan de recuperación y resiliencia de España». El importe al que ascendía el contrato eran 11.500 euros. Y llama la atención que el órgano contratante fue la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones. En este caso no fue a dedo, sino que se recibieron un total de cuatro ofertas. Asimismo, el Ejecutivo también ha acudido estos meses a los servicios de Accenture y Capgemini, entre otras compañías.

Ver los comentarios