Economía

El Gobierno lleva las «puertas giratorias» al espacio

El Gobierno lleva las «puertas giratorias» al espacio

Coloca al exalcalde socialista de Barcelona Jordi Hereu en la presidencia de la compañía estratégica Hispasat

El Gobierno de Pedro Sánchez ha vuelto a poner en marcha el mecanismo de las «puertas giratorias» –que él mismo criticó hasta que llegó a La Moncloa– al colocar al exalcalde socialista de Barcelona Jordi Hereu (2006-2011) en la presidencia del grupo estratégico Hispasat, el operador español de satélites de comunicaciones. l

Además, este caso es especialmente llamativo, ya que la SEPI (Sociedad Estatal de Participaciones Industriales) solo tiene un 7,41% de Hispasat y un puesto en su consejo de administración.

Sin embargo, hay que subrayar que el principal accionista de Hispasat es REE (Red Eléctrica), participada en un 20% por la SEPI y que en febrero del año pasado adquirió el 89,7% de aquella que estaba en manos de Abertis por 949 millones de euros. Desde entonces, REE tiene siete de los 13 consejeros. De hecho, uno de ellos es Beatriz Corredor, presidenta de REE y exministra socialista que sustituyó hace unos meses al también exministro del PSOE Jordi Sevilla. Además, el Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial (CDTI), dependiente del Ministerio de Ciencia e Innovación, posee un 2,91% del accionariado.

Se da la circunstancia de que la todavía presidenta de Hispasat, Rosario Martínez, solo lleva un año en el cargo, en el que sustituyó a Elena Pisonero, designada por el Gobierno de Rajoy en 2012.

De momento, el consejo de administración de la SEPI ha propuesto el nombramiento de Jordi Hereu como consejero de Hispasat, paso previo a su designación como presidente. La propuesta será llevada a la junta de accionistas de esta compañía y, una vez aprobada, será ratificada por su consejo.

Hereu es licenciado en Administración de Empresas y MBA por Esade. Su trayectoria profesional se ha centrado fundamentalmente en el marketing.

También en Enagás

El caso de Hispasat se produce tres meses después de que entraran en el consejo de Enagás (la SEPI tiene un 5%) los exministros socialistas Pepe Blanco y José Montilla, así como el asesor de Unidas Podemos Cristóbal Gallego. Los tres nuevos consejeros cobrarán una retribución aproximada de 160.000 euros al año. Incluso, esa retribución podría alcanzar los 190.000 euros si alguno de ellos presidiera una de las comisiones del consejo, como fue el caso de la exministra del PP, Ana Palacio. En este consejo también están otros ilustres populares, como Antonio Hernández Mancha e Isabel Tocino. El propio consejero delegado, Marcelino Oreja Arburúa, fue eurodiputado del PP.

Relevo en Navantia

El consejo de la SEPI también ha aprobado el relevo en la presidencia de la empresa pública Navantia, puesto que ocupará la granadina Belén Gualda, que relevará a Susana Sarriá, nombrada hace dos años.

Gualda es ingeniera de Caminos, Canales y Puertos y acumula una amplia experiencia en puestos directivos dentro del sector público empresarial.

Casualmente, Sarriá compareció el miércoles de la semana pasada en el Congreso para explicar la situación de Navantia, sobre la que dijo que la actual carga de trabajo de la empresa es de 8.262 millones de euros. Y subrayó que está garantizado el empleo y la carga de trabajo en todos los centros.

Ver los comentarios