Economía

El dulce alimenta la España vaciada

El dulce alimenta la España vaciada
  • RAQUEL VILLAÉCIJA
    Madrid
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Enviar por email

En Camprodon, pueblo de Gerona de poco más de 2.000 habitantes, hay quien trabaja como si estuviera en casa. Cuentan en la galletera Birba que un día uno de sus empleados se puso malo y mandó a su tía a ocupar su puesto. «Se le tuvo que explicar a la señora que no podía trabajar porque no era legal y ella insistía en que su sobrino la había enviado y le había explicado que tenía que hacer», relatan desde esta empresa que da empleo a más de medio centenar de personas y tiene una facturación de m

Para seguir leyendo, hazte Premium

¿Ya eres Premium? Inicia sesión

Mensual

Oferta de lanzamiento

1€

primer mes

después 7,99 €

Descubre qué es Premium

Cancela cuando quieras

Consulta los términos y condiciones del servicio