Economía

El consejero delegado de Ryanair critica las cuarentenas de 14 días: «Es una medida idiota e implementable»

El consejero delegado de Ryanair critica las cuarentenas de 14 días: «Es una medida idiota e implementable»

Michael O'Leary considera que los pasajeros se saltarán estas restricciones. La «low cost» tiene previsto perder 200 millones de euros durante el primer trimestre del año

La decisión de países como Reino Unido y España de imponer cuarentenas de 14 días a los pasajeros que realicen viajes internacionales ha despertado ampollas en el sector turístico. El consejero delegado de Ryanair, Michael O´Leary, ha sostenido este lunes que se trata de una medida «idiota» e «implementable», y ha vaticinado que los pasajeros no cumplirán estas restricciones.

El jefe de la aerolínea «low cost» ha asegurado en declaraciones a la BBC que estas decisiones «no tienen base científica», insistiendo en que las mascarillas «eliminan» el riesgo de transmitir el coronavirus. Además de O'Leary, hoteleros y agencias de viajes han criticado la intención de España y Reino Unido de imponer 14 días de cuarentena a los viajeros internacionales que lleguen al país, avisando de que retrasará la recuperación del sector turístico.

Ryanair ha presentado, precisamente este lunes, los resultados de su último año fiscal, que finalizño el pasado 31 de marzo. La compañía ganó 1.002 millones de euros, lo que supone un 13% más. Además, los ingresos del grupo, que engloba a Ryanair, Buzz, Malta Air y Lauda, crecieron un 10%, hasta los 8.500 millones de euros, gracias a un crecimiento del 4% en el tráfico aéreo.

El estallido de la pandemia del coronavirus, sin embargo, han puesto en entredicho estas cifras. Ryanair prevé unas pérdidas de 200 millones de euros en su primer trimestre fiscal. Y vaticina que transportará 50% menos de pasajeros durante este año fiscal, que será «difícil» por las restricciones impuestas por los gobiernos a los vuelos internacionales.

Ryanair, que ha evitado realizar previsiones del conjunto del año. ha asegurado que dispone de una liquidez de 4.100 millones de euros. Desde mediados de marzo, el grupo ha puesto en marcha una serie de medidas para preservar el efectivo, reducir costes, cancelar recompras de acciones y aplazar los gastos de capital operativos y no esenciales para hacer frente a la crisis del coronavirus.