Economía

El Banco de España cifra en 42.561 millones el coste del rescate a la banca para las arcas públicas

El Banco de España cifra en 42.561 millones el coste del rescate a la banca para las arcas públicas

El supervisor solo ve recuperable el 18% de los más de 80.500 millones de euros en ayudas públicas y privadas inyectados a cajas y bancos en la última década

El rescate de cajas de ahorros y bancos dejará una abultada factura para el erario público. En la última década, el Estado, a través del Fondo de Reestructuración Bancaria Ordenada (FROB), ha inyectado al sistema financiero un total de 56.598 millones de euros en forma de capital, esquemas de protección de activos y garantías concedidas a bancos que absorbieron entidades nacionalizadas. Según las últimas estimaciones del Banco de España, con datos a cierre de 2018 y publicadas este miércoles, de esa cifra solo son recuperables 14.037 millones de euros, lo que arroja unas pérdidas para las arcas públicas de 42.561 millones. Si se suman las ayudas aportadas por los propios bancos a través del FGD, el coste final del rescate asciende a 65.725 millones.

Hasta la fecha, el FROB ha podido recuperar 4.477 millones de euros prestados a un total de siete entidades financieras, lo que no quiere decir que su rescate haya salido gratis. Con el de Catalunya Banc el Estado ha perdido 11.817 millones, el más caro por delante de Novacaixagalicia (8.621), Banco de Valencia (6.103), Caja España Duero (955), Cajasur (392) y Banco Gallego (245 millones). Solo Banca Cívica, adquirido por Caixabank; Caja 3, absorbida por Ibercaja, y Liberbank han devuelto íntegramente sus ayudas.

A esa cifra de casi 4.500 efectivamente recuperados habrá que sumar lo que el Estado obtenga con la venta de la participación del 61,78% que aún tiene en BFA-Bankia. Hasta la fecha, la entidad financiera presidida por José Ignacio Goirigolzarri ha devuelto 3.083 millones con la venta de dos paquetes de acciones en 2014 y 2017 y el pago de dividendos, pero aún no computan como reintrados. En todo caso, el Banco de España, en base a la valoración que el FROB hace de esa participación, estima que podrá recuperar 9.560 millones de los 24.069 que recibió el cuarto banco del país.

De cumplirse esas previsiones, el Estado solo podrá recuperar una cuarta parte —el 24,8%— de las ayudas públicas totales inyectadas al sector desde 2009. Ahora bien, no solo el FROB ha contribuido a apuntalar entidades en apuros, sino que los propios bancos, a través del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), han aportado al rescate un total de 23.912 millones, lo que eleva la cifra total del rescate, sumando ayudas públicas y sectoriales, a 80.510 millones. De esa cifra, el organismo dirigido por Pablo Hernández de Cos solo ve recuperable 14.785 millones, el 18,4% del total, lo que arroja una coste total de 65.725 millones.