Economía

El azulejo de Castellón 'caldea' hornos en plena indefinición por el gas

El azulejo de Castellón 'caldea' hornos en plena indefinición por el gas

El dato de producción industrial de la industria azulejera de la Comunidad Valenciana, recogido por el Instituto Valenciano de Estadística (IVE), referente a octubre, arroja una mejora sectorial respecto a septiembre. Según el portal autonómico, el azulejo incrementó el Índice de Producción Industrial (IPI) ese mes un 6,1 por ciento -corregido los efectos estacionales y de calendario-, lo que supone remontar la caída de dos dígitos -10,5 por ciento- contabilizada en septiembre.

Los hornos del sector azulejero aceleraron de esta forma el pasado octubre, un dato que se ha conocido ahora, justo cuando el Ministerio capitaneado por Teresa Ribera ha dado a conocer que la industria española no dispondrá de la pretendida rebaja en los paejes del gas en 2020. Se da la circunstancia de que el azulejo incrementa producción justo cuando es informado de que tendrá que asumir ese repunte en el número de metros cuadrados con una merma notable de su competitividad, pues continuará, al menos de momento, soportando mayores costes energéticos que sus competidores europeos y de terceros países.

El aumento del IPI del 6,1 por ciento de octubre permite amortiguar el descenso acumulado desde enero que se había contabilizado. Si en septiembre alcanzaba una disminución del índice del 6,7 por ciento, tras el mejor comportamiento de octubre, esta variación se modera hasta el 5,5 por ciento. Cabe recordar que los pronósticos de la patronal Ascer para el cierre de 2019 apuntaban a una caída de la producción que podría llegar hasta el 10 por ciento.

La producción de la industria cerámica en 2018 quedó fijada en 530 millones de metros cuadrados, una cifra similar a 2017. Habrá que corroborar en los próximos meses, cuando se obtengan los datos oficiales del cierre del año si esta industria, líder mundial en su sector, ha logrado defender la barrera de los 500 millones de metros cuadrados o si, por el contrario, el balance anual queda por debajo de esa barrera.

En cualquier caso, la producción que comience a acometerse en el próximo ejercicio no se verá beneficiada de un marco competitivo más favorable debido a que los peajes del gas van a mantenerse sin variación alguna.

menor competitividad

El pasado jueves once asociaciones industriales de España, entre ellas Ascer y ANFFECC, denunciaron la incertidumbre que genera la propuesta de orden para la prórroga de los peajes «tal y como estaban y el retraso en la circular que debería aprobarse este mes y que vuelve a consulta considerablemente modificada». En un comunicado, las patronales elevaron el tono para mostrar su disconformidad con la actuación del Ministerio y alerta de las consecuencias para su competitividad que la medida tendrá a partir de 2020.

Explicaron que, de momento, los peajes no bajarán en 2020 como venían solicitando y que para el periodo 2021-2026 se seguirá pagando «una evidente sobre retribución en transporte tras modificarse la circular y una sobre-retribución por activos amortizados según el nuevo borrador de la de distribución». «En diez años los peajes que paga la industria han crecido más del 60%», apostillaron.