Economía

EE.UU. recrudece la guerra con la UE y eleva del 10% al 15% los aranceles a Airbus

EE.UU. recrudece la guerra con la UE y eleva del 10% al 15% los aranceles a Airbus

La Administración Trump trata de penalizar a la Unión Europea por ofrecer subsidios ilegales al grupo aeronáutico

El Gobierno de Estados Unidos ha elevado del 10% al 15% la tasa arancelaria impuesta a los aviones importados del fabricante aeronáutico europeo Airbus, una medida que entrará en vigor a partir del próximo 18 de marzo.

La decisión anunciada por la Oficina del Representante de Comercio Exterior es parte de una larga disputa en la que la Administración de Donald Trump ha tratado de penalizar a la Unión Europea por ofrecer subsidios ilegales a Airbus, que perjudicaron al fabricante de aviones estadounidense Boeing.

El 18 de octubre, Washington impuso unos aranceles a las importaciones del fabricante europeo de aviones Airbus del 10% y del 25% a una serie de exportaciones de productos alimenticios europeos, como quesos y aceitunas españolas.

Esto se produjo después de que la Organización Mundial del Comercio (OMC) diera luz verde a que EEUU impusiera aranceles a las importaciones europeas de 7.500 millones de dólares en respuesta a los subsidios a Airbus, calificados como «ilegales».

Tras conocer la decisión del Gobierno de Trump, el fabricante aeronáutico europeo Airbus ha asegurado que el aumento de los aranceles afectará a las aerolíneas estadounidenses, que ya se enfrentan a una escasez de aviones en un contexto marcado por la crisis del fabricante estadounidense Boeing con los aviones 737 MAX.

El fabricante europeo de aviones lamentó este sábado la decisión de Estados Unidos e insistió en su voluntad de poner fin con un acuerdo negociado al contencioso comercial sobre esa cuestión entre Washington y Bruselas que se arrastra desde hace 15 años.

A su parecer, eso no solo aumenta las tensiones comerciales entre los dos bloques, sino que genera más inestabilidad para las aerolíneas estadounidenses en un momento en el que están afectadas por la crisis del 737 MAX de Boeing, que le impide entregar decenas de aparatos de ese modelo.

También destaca que esas mismas aerolíneas han subrayado que al final serán ellas y sus clientes los que tendrán que pagar esos aumentos de los aranceles.

El grupo europeo tiene intención de continuar las discusiones con sus clientes en Estados Unidos e intentar mitigar, en la medida de lo posible, el efecto de esas subidas, y también de defender la idea de un arreglo concertado de las disputas transatlánticas sobre esta cuestión.

A ese respecto, manifestó su esperanza de que Washington cambie de posición, teniendo en cuenta que en mayo o en junio se espera que la Organización Mundial del Comercio (OMC) autorice a la UE a imponer aranceles a Boeing.