Economía

Dia rebaja en 20 millones su beneficio de 2017 y cae otro 24,5% en Bolsa

Dia rebaja en 20 millones su beneficio de 2017 y cae otro 24,5% en Bolsa

El grupo continúa su descalabro bursátil tras corregir sus cuentas del año pasado

El calvario de Dia en los mercados no parece tener fin. La cadena de supermercados se ha desplomado otro 24,5% en Bolsa, marcando nuevo mínimos históricos, tras anunciar la reformulación de sus cuentas del año 2017. Estas reflejan un desfase patrimonial de 56 millones de euros, un hecho que inició su crisis en los mercados. La compañía informó que la mayor parte de esta reformulación se artibuía a su mercado en Iberia.

A pesar de que parecía que los títulos de la cadena podían rebotar tras perder más de la mitad de su valor la pasada semana, la corrección de sus cuentas de 2017 provocó otro desplome. En concreto, y según informó Dia, el efecto de este cambio en el beneficio neto fue de 20 millones de euros, lo que reduce el total de los 110 millones anunciados inicialmente a los 90 millones. Esta reducción se debe a «sobreestimaciones realizadas al cierre de dicho periodo en los descuentos comerciales a percibir de proveedores», según ha informado el grupo.

Igualmente, el efecto en las reservas fue de 18 millones y se debe a que se registraron facturas pendientes de recibir de proveedores en un periodo distinto al que corespondía. Por su parte, los 18 millones restantes corresponden a partidas de provisiones por diversos conceptos que la compañía no registró en el periodo adecuado.

Así, estos cambios provocaron que Dia se consolidara como el valor peor valorado del Ibex. El precio por cada título de la compañía se ha situado en los 0,664 euros, mientras que su capitalización es de 413 millones de euros. De este modo, la pérdida de valor de la compañía en lo que va de año es ya del 83,4%.

A todo esto se le suma la remodelación en su cúpula llevada a cabo la semana pasada por el máximo accionista, el magnate Mikhail Fridman, cuya influencia cada vez es mayor. Así, a la salida de Ana María Llopis como presidenta, sustituída por un hombre de máxima confianza de Fridman, Stephan Ducharme, se unió la suspensión de empleo y sueldo del director financiero, Amando Sánchez, por los desfases en las cuentas de 2017, y el nombramiento como director ejecutivo de Faustino Domínguez.