Economía

Descuentos agresivos, mayor pobreza juvenil... ¿qué frena las ventas del comercio tradicional en Europa?

Descuentos agresivos, mayor pobreza juvenil... ¿qué frena las ventas del comercio tradicional en Europa?

El comercio minorista está siendo uno de los sectores más afectados por la reconversión de la economía tras la última gran crisis y las perspectivas no son positivas. El aumento del comercio online, las agresivas campañas de descuento, el envejecimiento de la población, la pobreza juvenil y la creciente urbanización de las sociedades constituyen los puntos débiles de un campo cuyas ventas son cada vez más reducidas.

Así lo pone de manifiesto el último informe de la agencia de calificación Moody's, que advierte de un bajo crecimiento en la distribución europea y española para el próximo año y la sitúa en perspectiva negativa. Las claves que fundamentan su decisión son una combinación de factores económicos y demográficos a los que se suma la ralentización económica de la región.

Dicha ralentización "significará que la confianza del consumidor seguirá siendo débil, lo que a su vez frenará la demanda, agravando las tendencias negativas", recoge el informe publicado ayer por la firma.

De manera paralela, el incremento de la competencia online y la apuesta por los descuentos seguirán presionando al crecimiento de las ventas. "Los especialistas en e-commerce y en descuentos, "que operan generalmente con precios y márgenes más bajos que sus pares tradicionales", obligan a los minoristas a reducir los precios y, en consecuencia, bajan también sus márgenes, según el vicepresidente senior de la oficina de crédito de Moody's, David Beadle.

Envejecimiento y pobreza juvenil

Moody's también apunta al riesgo de que los flujos de caja y las rentabilidades del sector se vean afectados y señala en esta ocasión a aspectos demográficos. El envejecimiento de la población y el aumento de la pobreza juvenil, "que son impulsores adicionales de la constante búsqueda de valor y conveniencia por parte de los consumidores, están afectando la demanda", asegura. A esto se suma el aumento de la urbanización de las sociedades, "que obligará a ajustar los portfolios de las marcas y debilitarán las rentabilidades".

Con estos condicionantes, la agencia augura que "los ingresos seguirán siendo anémicos en 2020", con un aumento medio del ebitda del 2,1% para 2019 y del 2,5% para el siguiente ejercicio.

La situación en España no dista mucho de sus comparables europeos, pese a que el crecimiento del PIB es más robusto que la media de la zona euro y el desempleo sigue reduciéndose, aunque a un ritmo más lento. "Esto respaldará lo que esperamos sea un bajo crecimiento de El Corte Inglés, Inditex y Tendam (antes, Grupo Cortefiel) en 2019", apunta el informe.

Para los emblemáticos almacenes, la agencia estima un crecimiento del ebitda entre el 2% y el 5% en el periodo 2018-2020, frente a la horquilla del 5%-10% que asigna a Dia y Pronovias; en el caso de Tendam, sus cálculos apuntan a un avance del ebitda por debajo del 2% para el año que viene.

Con todo, la firma reconoce los esfuerzos que muchos de ellos están haciendo para intentar adaptarse al nuevo contexto. "Los minoristas están probando cada vez más nuevas soluciones para aumentar las ventas, como asociarse con otros minoristas, cerrar acuerdos de franquicia y acuerdos con mayoristas o vender productos en plataformas de comercio electrónico de terceros", explica, y apunta el ejemplo de El Corte Inglés con Alibaba. "En este caso, el objetivo de El Corte Inglés es acelerar la digitalización de ECI mientras da a Alibaba acceso a su red de tiendas y logística", resume.

Ambos actores cerraron a finales de 2018 un acuerdo de colaboración para sumar experiencia en las áreas de comercio minorista y distribución, servicios de cloud computing, innovación digital y pagos a través del móvil.