Economía

Damm incrementó las ventas un 10% en 2019 hasta los 1.385 millones de euros

Damm incrementó las ventas un 10% en 2019 hasta los 1.385 millones de euros

El beneficio neto alcanzó los 120 millones, un 7% más

Damm, empresa con presencia en los sectores de bebidas, logística, restauración (Rodilla y Hamburguesa Nostra) y alimentación (Ebro Foods) alcanzó en 2019 una facturación de 1.385 millones de euros, un 10% más que en 2018.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) fue de 247 millones de euros, que supone un incremento del 25% respecto al año anterior y el beneficio neto se situó en 120 millones de euros, un 7% más. «Este excelente comportamiento ha sido posible gracias a la importante apuesta por la innovación y potenciación de las marcas, así como al aumento de la capacidad y de la eficiencia productiva, además de la constante apuesta por la internacionalización, junto con una evolución positiva en los mercados en los que opera», según la compañía.

En relación con la internacionalización, el grupo registró un incremento de las ventas en todos los canales y mercados en los que opera. Actualmente, Damm está presente en más de 120 países. En este sentido, cabe destacar la evolución de las ventas internacionales en los últimos años, pasando de representar un 1,5% en 2008 a superar el 25% actualmente.

La compañía ha incrementado el número de empleados hasta los 4.900 a cierre de 2019 (4.574 en 2018).

Otros de los aspectos destacados de 2019 es la inversión realizada en las áreas de investigación y desarrollo e innovación tecnológica, así como en transformación digital, conceptos a los que destinó un total de 8 millones de euros.

Demetrio Carceller Arce, presidente ejecutivo de Damm, ha remarcado que los resultados de 2019 «han sido fruto del esfuerzo de la compañía por continuar creciendo de forma sostenible y en el ámbito internacional, gracias a la solidez de nuestras marcas, que actualmente conforman un extenso portafolio de productos, así como a la consolidación de nuestra amplia red de distribución y un gran esfuerzo inversor destinado a incrementar nuestra capacidad de producción, mejorando, al mismo tiempo, la eficiencia en toda la cadena de suministro».

La actividad de la compañía se ha visto afectada desde el mes de marzo por la crisis del Covid-19 que supuso el cierre total del canal de hostelería, pero se muestra confiada en recuperar la actividad en los próximos meses. En este sentido, Carceller Arce ha afirmado que «durante los últimos meses, hemos hecho un esfuerzo muy notable para adaptarnos a la situación, ofreciendo todos nuestros recursos durante la crisis sanitaria para mitigar los efectos del virus, y apoyando a la hostelería de manera decidida en estas últimas semanas de arranque», a lo que ha añadido que «nuestras fábricas han continuado operativas en todo momento, garantizando el suministro continuo de nuestros productos, y hemos llevado a cabo también un esfuerzo importante en tecnología que nos ha permitido afrontar la situación con todas las garantías de seguridad».