Economía

Conoce las claves para enfrentarte a una entrevista de trabajo

Conoce las claves para enfrentarte a una entrevista de trabajo

Una entrevista de trabajo puede convertirse en un verdadero dolor de cabeza, por lo que los expertos recomiendan una serie de conductas para conseguir el puesto de trabajo que quieres

Una entrevista de trabajo puede convertirse en un verdadero dolor de cabeza. Tras haber colocado tu CV por una gran cantidad de ofertas, llega el momento final, y más dificil, para conseguir ese empleo que tanto deseas. Frente a frente, individual o en grupo, hay que enfrentarse a las preguntas de las personas encargadas de seleccionar a los más cualificados para el puesto en cuestión. Es por ello por lo que hay que saber qué y cómo responder y comportarse ante una persona que tiene en sus manos tu futuro profesional.

Son numerosos los consejos que una persona puede recibir antes de enfrentarse a las preguntas del encargado de seleccionar a los más cualificados para ocupar un puesto de trabajo en su empresa. Sin embargo, los nervios pueden pasar una mala jugada y, por ello, hay que cuidar con lupa todos los detalles. Vestimenta, comportamiento e incluso las preguntas que realizas al entrevistador pueden marcar la diferencia entre obtener el puesto o no entrar a formar parte de la empresa.

Por ello, la directora de talento de Adecco, Nuria Esparza, recomienda acudir a una entrevista de trabajo con una vestimenta «acorde al estilo que marca la empresa». Es decir, ni muy informal ni excesivamente formal.

¿Con cuánto tiempo de antelación hay que llegar? Esta es otra de las preguntas más frecuentes a la hora de enfrentarse a una entrevista de trabajo. Esparza, en conversación con ABC, recomienda llegar puntual «pero no excesivamente pronto». Es decir, hay que estar en el lugar citado, según la directora, entre cinco y diez minutos antes de la hora programada.

Si estos consejos son para actuar correctamente antes de realizar la entrevista, sin duda lo más difícil ocurre en el transcurso de la misma. El entrevistador quiere que el entrevistado sintetice su experiencia y antecedentes para así poder conocer al candidato y su comportamiento. Es por ello por lo que Esparza asegura que responder de manera «breve» es perjudicial. «Se pueden dejar cosas importantes por el camino que, por sintetizar tanto, no las destacamos», afirmó. Por ello, aconseja: «ni especificar detalles no relevantes para el puesto pero tampoco ser escuetos».

Para que esta conversación pueda desarrollarse de la mejor manera posible y sin interrupciones, Esparza recomienda mantener el móvil en silencio. En el caso de que, por algún motivo excepcional, estemos esperando una llamada que no puede esperar, lo mejor es avisar al entrevistador antes de comenzar la entrevista para que no se interrumpa el encuentro de manera inesperada.

Así, tampoco hay que olvidarse de que quien tiene que llevar el ritmo de la entrevista es el entrevistador y no el candidato. Una cosa similar ocurre a la hora de enfrentarse a una entrevista grupal. Estas están organizadas para que las empresas puedan ver como se relaciona una persona y como se comporta en un grupo de trabajo. Por ello, según Esparza, hay que evitar acaparar la entrevista. Al mismo tiempo, «si no participo en la conversación, el entrevistador no nos va a conocer», destaca la directora, quien recomienda «participar pero no acaparar» la conversación de una entrevista grupal.

Otra de las dudas que se presentan a la hora de enfrentarse a la entrevista es si se puede o no preguntar el sueldo que se va a recibir por el trabajo asignado. Para Esparza, «se puede preguntar todo lo interesante» pero avisa que no puede ser la única cuestión que se realice al responsable de la empresa. «Si lo único que pregunto es el sueldo, lo que se da a entender es lo que más nos preocupa del puesto». Eso, según Esparza, no es lo que busca el entrevistador ya que muestra el poco interés que tiene el candidato por el puesto.