Economía

Cinco competencias imprescindibles de un buen agente inmobiliario

Cinco competencias imprescindibles de un buen agente inmobiliario

Este profesional no solo debe tener amplios conocimientos técnicos, sino que también debe poseer ciertos valores y hacer gala de una serie de habilidades personales

Acudir a una agencia inmobiliaria para comprar o vender una vivienda es algo habitual. Como cliente, mereces que el servicio ofrecido sea profesional y que tus necesidades queden cubiertas. La satisfacción del cliente debe ser la máxima del negocio, y dependerá en gran medida de los recursos humanos del mismo. El agente inmobiliario no solo debe tener amplios conocimientos técnicos, sino que también debe poseer ciertos valores y hacer gala de una serie de habilidades personales. En pisos.com, te contamos qué debes buscar en un agente:

1. Sensibilidad especial. Comprar una casa es una de las inversiones más importantes que se hacen a lo largo de la vida. El esfuerzo que se realiza para ahorrar es enorme, por lo que el agente debe empatizar con el cliente y ponerse en su lugar. Dado que es una decisión difícil, no se puede actuar de forma impulsiva, así que, si el agente que te asesora no es paciente y te mete demasiada prisa, quizá no sea el adecuado.

2. Honestidad y transparencia. Además de dispensar un trato excelente en el que la amabilidad sea la nota predominante, el agente inmobiliario debe tener interiorizado el valor de la sinceridad. Es esencial que su asesoramiento esté fundamentado en nuestro bien futuro, no en la obtención de sus beneficios. La cercanía marca la diferencia, y es el ingrediente fundamental para la fidelización.

3. Nuevas tecnologías. Es imposible que un agente sea ajeno a la revolución móvil. De hecho, es complicado encontrar profesionales que hayan abrazado la tecnología y no la hayan convertido en el eje de su negocio. Debemos apostar por agentes de la intermediación que nos doten de herramientas tecnológicas para que tengamos toda la información del proceso de venta o de compra: realidad virtual, valoración, etc.

4. Marketing online. Si vamos a vender una casa, es indispensable que el agente elabore un plan de marketing exclusivo para nuestro inmueble. Dicho plan debe tener el soporte online como máxima prioridad, dado que Internet es el principal filtro de búsqueda. La visibilidad de la vivienda debe estar garantizada a través de los portales, con posiciones especiales en parrilla o acciones en redes sociales

5. Formación continua. La actualización es la piedra angular de la profesión. Un agente inmobiliario que se precie estará continuamente ampliando su zona de confort asistiendo a jornadas y cursos. Más allá de las técnicas de captación o de cierre de operaciones, un agente debe estar al día de la legislación que afecte a la vivienda o a las hipotecas, además de conocer toda la fiscalidad que rodea al sector.