Economía

Cepsa abandona dos años después el negocio de luz y gas para consumidores domésticos

Cepsa abandona dos años después el negocio de luz y gas para consumidores domésticos

Traspasa su cartera de 75.000 contratos a Podo, una de las comercializadoras que más crece desde su creación en 2016

Cepsa ha decidido abandonar el mercado minorista de electricidad y gas en el que desembarcó hace dos años con el objetivo de convertirse en uno de los principales operadores energéticos del país. Para ello, ha alcanzado un acuerdo para traspasar su cartera de clientes residenciales de electricidad y gas -unos 75.000- a Podo, una operación que se enmarca «dentro de la revisión de los activos que está realizando la compañía para centrarse en los negocios más estratégicos».

La petrolera entró a finales de enero de 2018 en el mercado residencial de electricidad a través de una oferta dual, que comprendía luz y gas, vinculada con el consumo de carburantes en sus estaciones de servicio, y se introducía en el residencial de gas natural, negocio que se circunscribía hasta entonces a grandes clientes. Para abrirse camino en este díficl negocio que sigue dominado por Iberdrola, Endesa y Naturgy, Cepsa ofrecía descuentos de hasta el 18% si se sumaba el consumo de luz, gas, carburantes y servicios de mantenimiento.

Cepsa continuará, en todo caso, suministrando electricidad 100% renovable y gas a industrias y empresas, un negocio que representa más del 97% de la comercialización total de este campo.

Podo es una compañía especializada en la comercialización de electricidad y gas a clientes domésticos en todo el territorio español mediante un servicio digital que nació en 2016 de la mano de Eugenio Galdón y Joaquín Coronado, que sacudieron el sector de las telecomunicaciones creando el operador ONO. Coronado había sido consejero delegado de HC y ocupó diversos puestos directivos en EDP.

Desde Cepsa subrayan que está definiendo «una renovada y ambiciosa estrategia a largo plazo que presentará en los próximos meses. Este nuevo plan abordará los desafíos de la transición energética e impulsará la transformación y el crecimiento de la compañía. En este mercado en concreto, la compañía impulsará el desarrollo de energías renovables y reenfocará la comercialización de gas y electricidad hacia clientes industriales».

El traspaso de los 75.000 contratos se producirá durante los próximos meses. Los clientes mantendrán durante un mínimo de seis meses las condiciones de los suministros de luz y gas y el servicio de mantenimiento, así como los descuentos de la tarjeta Porque TU Vuelves. Igualmente, la electricidad suministrada continuará siendo 100% renovable.

Ver los comentarios