Economía

Caixabank y Bankia acercan posturas para el acuerdo final de su fusión

Caixabank y Bankia acercan posturas para el acuerdo final de su fusión

Isidro Fainé, presidente de la Fundación La Caixa, se ha reunido hoy con el presidente del FROB y está en estos momentos con la vicepresidenta económica Nadia Calviño

Después del encontronazo de este pasado fin de semana, Caixabank y Bankia han logrado encauzar de nuevo las negociaciones de su fusión. Las líneas rojas de cada una de las dos entidades están salvadas y las fuentes consultadas apuntan a que no debería haber problema para que la operación salga adelante. Ni tampoco para que reciban en su momento el «ok» de los supervisores, que están al tanto y avalan desde ya la unión.

El dilema entre bancos estaba en cómo se van a repartir los paquetes accionariales del nuevo banco. Ahora las posturas se han acercado, después de que Bankia reclamara un trozo más grande del pastel debido a su fuerte subida en Bolsa. Fuentes financieras apuntan a que Caixabank se quedaría con algo más del 75% del capital y Bankia lo restante. Entrando en accionistas concretos, la Fundación Bancaria La Caixa mantendría su posición hegemónica con más de un un 30% de la entidad -y así poder seguir beneficiándose de ciertas ventajas fiscales concretas-. En el caso del FROB, que ahora posee el 61,8% de Bankia, se quedaría con un porcentaje en torno al 16% de la futura entidad.

Las últimas reuniones mantenidas entre Isidro Fainé y Bankia han sido claves. Su interlocutor principal hoy ha sido Jaime Ponce como presidente del FROB, pero también entra en escena la vicepresidenta económica Nadia Calviño. Las negociaciones con el principal accionista de Bankia han sido fructíferas, aunque todavía falten algunos flecos, y así se lo está transmitiendo ahora también Fainé a la responsable económica del Gobierno.

Las fuentes consultadas recuerdan que hasta que no haya un acuerdo total no puede darse nada por sentado. Pero sabiendo que la operación cuenta con el beneplácito de todas las partes, dicen que debería ser cuestión de horas que se convocaran los respectivos consejos de administración. No para que se celebren mañana, sino el juevez más bien, pensando en las 24 horas de antelación con las que han de convocarse.

Ver los comentarios