Economía

BBVA advierte del crecimiento desigual del empleo en la Comunidad Valenciana

BBVA advierte del crecimiento desigual del empleo en la Comunidad Valenciana

La economía valenciana seguirá creciendo en los próximos dos años, a pesar del complejo escenario tanto a nivel internacional como nacional. En concreto, la previsión de BBVA Research es que este crecimiento pueda concretarse en el 1,5% del PIB en 2020, hasta llegar incluso al 2% a finales de 2021. Y estos buenos datos se trasladarán al mercado laboral que, a pesar de su desaceleración en 2019, verá también una mejora que se traducirá en creación de empleo.

En concreto, las estimaciones del BBVA apuntan a una creación de 55.000 nuevos empleos entre 2020 y 2021 en la Comunidad Valenciana. De esta manera, la tasa de paro bajaría hasta el 12,8% a finales del próximo año. Esta cifra es de apenas 0,8 puntos porcentuales más que la de 2008, pero «aún lejos del mínimo precrisis en 2007, cuando se situó cerca del 8%», según BBVA, que presentó este miércoles en Valencia su último informe sobre la situación de la Comunidad Valenciana.

«Los primeros datos de 2020 apuntan a una ligera mejora del mercado laboral valenciano», con lo que el crecimiento en el primer trimestre del año se situaría en el 0,5 trimestral, por encima de la media de España. Ahora bien, BBVA llama a no confiarse, pues «la región debería impulsar la formación e inserción laboral de aquellos colectivos con más dificultades, jóvenes que ni estudian ni trabajan y parados de larga duración, entre otros».

Es más, BBVA también pone el acento en dónde se crea empleo, ya que el comportamiento del mercado laboral es muy desigual en función de la zona: «La mejora es heterogénea y se estaría concentrando en las áreas urbanas y las capitales de provincia. Destaca el fuerte incremento de las ciudades de Valencia y Alicante, que presentaron el mayor dinamismo en 2019». En todo caso, como puntos positivos hay que destacar que la afiliación a la Seguridad Social creció en la Comunidad un 3,1% en 2019, por encima de la media de España, «lo que contribuyó a su posicionamiento como la tercera región más dinámica, tras Madrid y Murcia».

De cara al futuro, BBVA Research avisa de la importancia que tendrán los cambios que el nuevo Gobierno PSOE-Unidas Podemos introduzca el mercado laboral y las pensiones. La inversión en maquinaria y equipo podría acelerarse en la Comunidad ante los bajos costes de financiación, la reducción de algunas incertidumbres y la recuperación de la demanda europea, junto a un mejor comportamiento de las exportaciones.

Respecto al Gobierno valenciano, BBVA reclama una mayor licitación de obra pública, pues cayó un 1,9% en 2019 tras tres años de crecimiento, y cambios en la política fiscal con un reflejo en los presupuestos autonómicos.

En este sentido, se considera «improbable» que la Comunidad Valenciana cumpla el objetivo de déficit del -0,2% establecido para 2020. En todo caso, se valora que la Generalitat continuó con la senda expansiva de gasto, «aunque a un ritmo algo más moderado».

los riesgos por el traslado de los motores de ford

El informe «Situación Comunitat Valenciana» de BBVA Research del primer semestre del año alerta del riesgo adicional que puede suponer para la industria automotriz valenciana el traslado de la producción de motores Ecoboost de la planta de Ford Almussafes a Norteamérica.

La incertidumbre sobre las decisiones de aranceles de Estados Unidos ha llevado al desplazamiento de la producción de algunos bienes fuera de la Comunidad, lo que podría tener impactos en las cadenas de valor locales, según recoge el informe.

En ese entorno se enmarca la decisión de Ford de trasladar la producción de motores Ecoboost 2.0 y 2.3 que fabrica actualmente la planta de Valencia a Norteamérica a partir de 2022, para situarla más cerca de las operaciones de ensamblaje de los vehículos.

Esa decisión «podría representar un riesgo adicional para la industria automotriz valenciana», concentrada en el parque industrial ubicado en el entorno de la planta de Ford en Almussafes.

La industria auxiliar de Ford está representada por AVIA (Asociación Valenciana de Industrias de la Automoción), que reúne a 104 empresas de los sectores metalmecánico, plástico, ingenierías, servicios, logística del envase y embalaje y consultoras.

La facturación conjunta de las empresas asociadas es de más de 12.432 millones de euros, lo que supone el 11,8 % del PIB regional.