Economía

Bankia vende a Cecabank su depositaría de fondos por 170 millones

Bankia vende a Cecabank su depositaría de fondos por 170 millones

La entidad sigue la tendencia de otros bancos de externalizar esta actividad

Primero fue Kutxabank; luego Banco Sabadell; y ahora Bankia. La entidad controlada por el Estado a través del FROB ha vendido a Cecabank su negocio de depositaría de fondos y sicavs. Lo ha hecho por 170 millones de euros, aunque se trata de una cantidad variable.

«Podrán añadirse cobros adicionales a lo largo de la duración del contrato en función del cumplimiento de determinados objetivos del plan de negocio», indica el banco. Un contrato que tendrá una duración de 10 años.

Esto supone un paso más, en este caso de Bankia, en la externalización de esta actividad, en línea con la tendencia en el sector financiero. La entidad nacionalizada mueve activos por un valor de 26.000 millones, con lo que Cecabank a partir de ahora los 160.000 millones de patrimonio total depositado.

«Bankia se alinea con las mejores prácticas del sector, que aconsejan la separación en distintos grupos de las actividades de depositaría y gestión. De esta manera, nos centramos en el negocio de gestión de activos, en el que tenemos más de 30 años de experiencia, y podemos ofrecer un servicio diferencial a nuestros clientes», ha indicado el director general adjunto de Gestión de Activos y Participadas de Bankia, Fernando Sobrini.

Últimos movimientos

Esas prácticas del sector se refiere a los últimos movimientos llevados a cabo en el mercado. En 2020, Kutxabank fue el primero en tomar esa misma decisión respecto Cecabank, y le siguió Banco Sabadell, que eligió a BNP Paribas por un importe de 115 millones de euros. En el supuesto de la entidad catalana, esto se encuadraba dentro de su plan de desinversiones de activos no estratégicos, como ocurrió por ejemplo con los negocios de Solvia y la gestora de fondos.

Asimismo, Banco Santander también tomó posiciones en el negocio. No lo hizo vendiendo su actividad de depositaría sino mediante un acuerdo con Crédit Agricole para sumar esfuerzos y crear un gigante en este ámbito. La entidad española se quedó con el 30,5% de la «joint venture» resultante, Caceis.