Economía

Aena acelera el macroproyecto de ampliación de Barajas valorado en más de 1.500 millones

Aena acelera el macroproyecto de ampliación de Barajas valorado en más de 1.500 millones

El gestor aeroportuario ha adjudicado en las últimas semanas el diseño de las obras

Aena se está convirtiendo en uno de los agitadores del mercado inmobiliario. A los macroproyectos diseñados en los terrenos adyacentes a los aeropuertos de Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Málaga y Palma se suman las macroampliaciones que tiene previstas en Barajas y El Prat. Unos proyectos a los que el gestor aeroportuario ha dado un empujón en las últimas semanas, adjudicando los pliegos del diseño de la remodelación de la infraestructura madrileña.

El plan de la empresa pública en Barajas pasa por ampliar la T4 y su terminal satélite y remodelar por completo las terminales 1, 2 y 3. Fue el anterior ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, el que perfiló el proyecto en 2018. El objetivo pasaba por alcanzar los 80 millones de pasajeros de capacidad. Y, para ello, el Gobierno tenía planteado invertir 1.571 millones de euros. Tras el vuelco producido en La Moncloa, el proyecto quedó en un cajón. Pero a mediados del año pasado la empresa pública retomó la iniciativa. Los primeros contratos salieron al mercado en septiembre y se han firmado durante el mes de enero.

Todos estos pliegos, insisten desde la compañía pública, «están relacionados con la ingeniería del proyecto». Así, una UTE formada por Typsa y Vidal se hará cargo de la asistencia técnica para redactar el proyecto en la ampliación de la T4 y la T4S por siete millones. La dirección del proyecto las desarrollará Bovis por 20,5 millones. La consultora inmobiliaria también se adjudicó el año pasado estos trabajos en las obras de la terminales 1, 2 y 3 por 13,4 millones.

Terminales obsoletas

Estas actuaciones serán las más complejas del proyecto. Lo cierto es que las tres primeras terminales se han quedado, en cierto sentido, obsoletas. Es por ello que el Gobierno tiene la intención de remodelarlas por completo para integrarlas en un solo edificio y aglutinar las zonas de recogida de equipaje, facturación y seguridad en un único nodo con una extensión de 140.000 metros cuadrados. Aena también ha sacado al mercado –por 9,6 millones de euros– el diseño de estas actuaciones, pero todavía no ha adjudicado estos trabajos.

En un principio se planteó que las actuaciones referentes a estas tres terminales se realizaran hasta 2021, en la primera parte de un proyecto que se extendería hasta 2026. Los vaivenes políticos, sin embargo, han retrasado el plan, que también prevé una nueva zona de parking en estas terminales. Ahora, la intención de Aena es tener preparado en este ejercicio el diseño de los proyectos y comenzar el siguiente año a licitar las grandes obras del aeropuerto. Fuentes cercanas al proyecto advierten de que estos plazos se podrían ver alterados por la evaluación medioambiental del macroplan, un proceso que suele ser bastante árido y que involucrará a varias administraciones.

Conflicto en Barcelona-El Prat

Pero los planes de Aena van más allá del aeropuerto de Madrid-Barajas. El gestor aeroportuario tiene previsto ampliar también el aeropuerto de Barcelona-El Prat mediante la extensión de su tercera pista. Pero el ayuntamiento de la Ciudad Condal no ve con buenos ojos el proyecto y la alcaldesa Ada Colau ha criticado duramente el impacto medioambiental que genera el sector aéreo e incluso planteó la posibilidad de vetar el Puente Aéreo entre Madrid y Barcelona por sus altas emisiones. «Cuesta creer que una ampliación del aeropuerto permita reducir las emisiones», dijo recientemente en una entrevista.