Deportes

Zidane, el mejor técnico del Real Madrid frente al Barcelona

Zidane, el mejor técnico del Real Madrid frente al Barcelona

Cuatro victorias, tres empates y dos derrotas es el balance del francés ante los azulgranas, rematado con su cartel de invicto en el Camp Nou, que hoy pone en juego: dos triunfos y tres igualadas en la cancha barcelonista

Llega el Real Madrid como presunta víctima al Camp Nou y a Zidane no le gusta el victimismo externo que le imputan. El entrenador francés presenta el mejor balance del conjunto blanco en la era Messi. Es el único técnico madridista de esta década que gana al Barcelona en unos números que, como el algodón, no engañan: cuatro victorias, tres empates y dos derrotas, sufridas precisamente en el Bernabéu. Las estadísticas están para romperlas, pero el remate es que el marsellés todavía no ha perdido en la cancha azulgrana, donde obtuvo dos triunfos y tres empates.

Ramos vuelve al once blanco para poner liderazgo en un conjunto que, sin el capitán, parece huérfano de mando y anárquico en su devenir en el césped. Vinicius y Ansu Fati son representantes de las revoluciones que ambos equipos necesitan

Los hechos demuestran que Zizou ha sabido, hasta ahora, plantear los partidos en territorio comanche y supera con claridad a Mourinho y Ancelotti en esta comparación, aunque ambos ganaran sendas finales de la Copa del Rey al conjunto catalán. Benítez, Lopetegui y Solari pagaron caras sus derrotas ante el gran enemigo en la lucha por el poder nacional e internacional del fútbol.

Hoy colocado en la diana, Zinedine jalea a sus hombres en su anhelo de responder a la crisis con un buen partido en el coliseo barcelonista. No deja ni un atisbo de resignación, no piensa en una tercera derrota consecutiva. Sus futbolistas quieren responderle y sacarle del atolladero en el que le han introducido.

Ramos vuelve para poner orden en el conjunto blanco. Juegan Sergio Ramos y diez más. La frase no es una exageración, es la pura realidad del sentimiento interno del Real Madrid. El liderazgo del capitán es fundamental para el rendimiento de su equipo. Su jerarquía, su mando y su manera de poner orden entre sus huestes, dentro y fuera del campo, son virtudes tan legendarias como actuales. El conjunto dirigido por Zidane parecía huérfano sin el sevillano cuando el Shakhtar firmó tres goles en el estadio Di Stéfano. La debilidad y la anarquía defensiva fueron una constante en el estreno de la Champions. Llega el clásico en las horas más bajas de Zizou y la presencia del central andaluz se torna imprescindible en el intento de sacar la nave blanca del tornado.

La recuperación de la solidez de la retaguardia madridista será clave para frenar a Messi y Ansu Fati en un clásico histórico, sin público por vez primera. Se presume que Vinicius jugará en el ataque visitante, un duelo de jóvenes que son los arietes de las revoluciones que ambos equipos necesitan desde hace tiempo.

Ver los comentarios