Deportes

Zidane, ante «la final» de la Liga: volver a la disciplina defensiva

Zidane, ante «la final» de la Liga: volver a la disciplina defensiva

Pide a sus hombres no dudar de sí mismos y recuperar el sacrificio en el sistema destructivo desde arriba que les hizo alcanzar el primer puesto. El francés subraya ante la plantilla que «somos los mismos que éramos líderes hace unos días»

Ganador de tres Champions, una Liga, dos Mundiales de Clubes, dos Supercopas de Europa y dos Supercopas de España, Zidane vive una situación muy extraña, única, en su cuarto proyecto con el Real Madrid: se juega toda la temporada este 1 de marzo en una «final» de noventa minutos.

En su primer trienio siempre aspiró a los títulos hasta el fin de la campaña. Ganó esas tres Copas de Europa consecutivas y se adjudicó la Liga en su segundo año. Ahora tiene muy difícil la Liga de Campeones y necesita vencer, o al menos empatar, en el clásico de este domingo para confirmar las aspiraciones ligueras.

Zizou se ha dedicado durante estos días a dialogar con sus futbolistas para recuperar las esencias que les hicieron líderes del campeonato español hasta la semana pasada.

Autocrítica: el técnico analizó con sus hombres por qué perdieron el centro del campo y el control frente al City en el segundo tiempo

«¿Por qué hemos perdido la disciplina defensiva?», ha sido su primera pregunta a la plantilla. Durante meses labró una plusmarca de una veintena de partidos invicto que se rompió en la Copa ante la Real Sociedad (3-4) y se confirmó ante el Levante en Valencia (1-0). La derrota ante el Manchester City, 1-2, supuso el tercer fracaso en unas semanas. «¿Por qué?». Porque el equipo ha dejado de hacer el sacrificado trabajo destructivo desde arriba que le llevó a los triunfos.

El entrenador ha exigido a sus hombres retornar a esa disciplina defensiva que les hizo sumar dieciséis encuentros con la portería a cero entre todas las competiciones. Considera fundamental esta premisa para derrotar al Barcelona, el equipo goleador de la Liga gracias a Messi.

Recuperar la confianza

Las charlas con sus pupilos han sido crudas. Todos, empezando por el entrenador, han hecho autocrítica de sus posibles errores. Dani Carvajal entonó el «mea culpa» por sus fallos ante el City y esa sinceridad fue un testigo que otros hombres cogieron para asumir todos las responsabilidades. Esa franqueza hizo piña en el grupo. Saben que deben derrotar al Barcelona para mantener su crédito, tanto técnico como jugadores.

Zinedine analizó con los líderes del equipo dos puntos fundamentales: la pérdida del centro del campo en el segundo tiempo frente al City y la desconcentración en el fatídico último cuarto hora. Faltó experiencia en un plantel que posee más veteranía en lides internacionales que nadie. El francés subrayó que esto no puede repetirse.

Hay un capítulo determinante en esta situación: los futbolistas no puede entrar en dudas. Zizou piensa que esos malos resultados han hecho perder la confianza a varios de sus pupilos. «Somos los mismos de hace un mes», destaca junto a los capitanes. Mañana verá si el mensaje ha calado.