Deportes

Una Premier sin antídotos contra el Liverpool

Una Premier sin antídotos contra el Liverpool

Solo el Manchester United había conseguido puntuar ante el Liverpool durante esta temporada que avanza hacia una resolución incontestable. Con el triunfo sobre el equipo de Solskjaer en Anfield, el conjunto de Klopp cierra un círculo en el que no había más grietas que la que había abierto el empate sufrido en Old Trafford.

Y se dice sufrido porque a este equipo todo lo que no sea sumar por partida triple le sabe a entremés frío, 64 de 66 puntos posibles para tiranizar la Permier como ni siquiera el Manchester City de Guardiola y sus récords había logrado. Cien puntos, más que nunca, se anotó el conjunto citizen en la temporada 2017-2018. Por el camino se dejó 14 unidades, repartidas en cuatro empates y dos derrotas.

El margen para batir con holgura la marca del City es amplio. Por lo pronto, tendría que dejar de ganar en cinco de los 16 partidos que quedan por disputarse. E incluso podría permitírselo, siempre y cuando fuesen tablas. Lo peor para la esperanza del resto, en todo caso, es que no tiene ninguna pinta de que el Liverpool pueda ceder ante nadie. Como poco, visto que nadie está luciendo recursos como para plantearle verdaderos retos a los reds, que en estos momentos gravitan por encima del bien y del mal.

Ayer, ante un United parapetado sobre su área con una línea de cinco defensas, entregó la pelota y la iniciativa al Liverpool confiando en que tardasen en encontrar los interruptores de la luz y la ansiedad hiciera el resto. El plan visitante no pintaba mal, e incluso estaba logrando su propósito, pero por allí apareció Van Dijk, inmenso a la salida de un córner. Tuvo su mérito Alexander-Arnold, uno de los asistentes del momento.

En estas, y mientas la afición de Merseyside aguarda la inclusión de Minamino en la rotación de Klopp, Fabinho tuvo sus primeros minutos tras la lesión que sufrió en noviembre. Urgen noticias negativas en Liverpool, porque de lo contrario el riesgo de acostumbrarse al sabor de la miel amenaza con garantizar el advenimiento de la amargura.

Resbaló además el City, incapaz de imponerse con un endeble Stones a la tenacidad del Crystal Palace (2-2), lo que deja a los de Guardiola a 16 puntos de la cabeza. Y eso que son los segundos clasificados. El Leicester, tercero, suma 45 después de caer ante el Burnley (2-1) y hacerlo también en la anterior jornada ante el Southampton. El Chelsea, que cierra la zona Champions, completó un fin de semana negro en la zona noble de la Premier tras perder en St. James Park (1-0).

Despachado el asunto en Inglaterra, pocos retos tienen ante sí como el de mantener su caciquismo en la Champions. El Atlético de Madrid de Simeone, desplazado de la lucha por lo nuclear en la Liga después del tropiezo en Eibar, entre otros, medirá si lo del Liverpool este año es cosa doméstica o, como parece, una expansión inabarcable.