Deportes

Una heroicidad frustrada y un billete a los Juegos que debe esperar para España

Una heroicidad frustrada y un billete a los Juegos que debe esperar para España

El billete a los quintos Juegos Olímpicos de su historia tendrá que esperar. Al menos 24 horas. Tras perder contra China (62-64), a la que había derrotado en los seis últimos precedentes, la selección española debe ganar este domingo (14.30 h., Teledeporte) a Gran Bretaña en Belgrado.

El Preolímpico escondía una trampa para la campeona de Europa, que ahora debe resolver. Después de la amplia y plácida victoria de la primera jornada ante Corea del Sur (46-83), las jugadoras de Lucas Mondelo sufrieron contra las gigantes chinas, un duelo extrañamente errático en el que ni siquiera les valió la heroica. La victoria posterior de las coreanas sobre las británicas (79-82) hace que España se juegue su presencia en Tokio a una carta. Aunque incluso perdiendo contra Gran Bretaña -si hay un triple empate-, podría no ocurrir la tragedia.

Ante China fue un partido de esos que nada sale. Completamente superior en el rebote (55 por 35), con el dominio en la pintura de sus torres, las asiáticas dominaron 35 minutos sin problemas, desde que en el segundo cuarto dieran un golpe encima de la mesa. No fue tanto Han Su (205 centímetros) como Yueru Li (dos metros), la que creo problemas a las españolas. Acabó con 13 puntos y 15 rebotes y una sensación tremenda de poderío.

Tras el descanso, España puso toda la carne en el asador. Pero por momentos era un querer y no poder. A falta de ocho minutos todavía caía por 15 puntos (40-55). Pero siempre hay un as en la manga en forma de amor propio. En un final de pura raza, comandado por Marta Xargay y Alba Torrens, la selección se metió de lleno en la batalla.

Una estupenda remontada frustrada en las dos últimas jugadas. Seis puntos consecutivos de Alba, pletórica en su vuelta a las canchas, dieron la vuelta al marcador (62-61) a falta de un minuto. China respondió y, en la última jugada, hasta tres opciones tuvieron las campeonas de Europa de haber forzado la prórroga de forma épica. Finalmente los tres lanzamientos no quisieron entrar.

"No hemos jugado nuestro mejor partido. Ha habido muchas cosas que no hemos hecho bien", reconoció Torrens, que acabó con 17 puntos.

Ni siquiera se cumplió la siguiente premisa para estar en los Juegos. Porque en el partido posterior, Corea del Sur derrotó a Gran Bretaña.