Deportes

Un tapón in extremis de Mirotic decide un Baskonia - Barça de vértigo

Un tapón in extremis de Mirotic decide un Baskonia - Barça de vértigo

El Barça sobrevivió a la vorágine del Baskonia. A pesar de que los de Dusko Ivanovic fueron capaces de llegar a cinco minutos del final con una ventaja aparentemente clara, tras endosarles un parcial de 13-0 a los visitantes, el conjunto azulgrana, de la mano de un Nikola Mirotic de nuevo decisivo (18 puntos, 27 de valoración) y providencial en un tapón en el último suspiro, logró llevarse un triunfo por la mínima (71-72). De nada les sirvió a los locales los grandes números de Henry y Polonara. El partido, electrizante, cayó al final del lado de los barcelonistas, quienes, tal vez, tuvieron un cierto regusto de revancha por su derrota en la final de la última Liga ACB a manos de los vitorianos.

Ambos firmaron una primera parte muy disputada, en la que sólo un mayor índice de errores no forzados de los locales terminaría por decantar tímidamente el marcador a favor de los azulgrana. Nikola Mirotic, a pesar de iniciar el duelo desde el banquillo, dio lo mejor de sí mismo en un primer cuarto en el que los de Jasikevicius contaron también con el buen tono de Higgins para armar una primera máxima ventaja de cinco puntos (10-15) que, sobre todo por medio de la efervescencia de Henry, el Baskonia supo convertir en una derrota por la mínima al final del periodo (19-20).

Henry, complementado inicialmente por Dragic y Vildoza, fue el gran argumento del Baskonia para evitar que los visitantes abrieran brecha. Pero también jugaron su papel los centímetros de Fall, con los que Ivanovic trató de contrarrestar la buena circulación de un Calathes capaz de lo mejor y lo peor y un Heurtel desmelenado cuando se acercaba el descanso. Los barcelonistas lograron una máxima ventaja de siete puntos (29-36), pero el Baskonia logró sellar al final un 18-19 que mandaba el partido a la segunda parte con todo por decidirse (37-39).

El empuje de Polonara

El Barça irrumpió en el tercer cuarto más entonado. Mirotic mostró la mejor versión de su juego y Davies continuó demostrando que ya se siente realmente a sus anchas en la pista. Los de Jasikevicius se marcharon por ocho puntos en el marcador (48-56), pero sólo para ver cómo los locales volvían a pisarles los talones en un suspiro. Hasta tal punto que, en un final de vértigo, consiguieron reducir la ventaja hasta sólo dos puntos para marcharse al último y definitivo periodo con esperanzas (56-58). Encomendado, cómo no, a la hiperactividad de Henry y a dos de sus atalayas, Fall y Jekiri.

Los azulgrana no entraron con buen pie en el último cuarto. Y el Baskonia logró armar una máxima ventaja de once puntos (69-58) que le ponía las cosas tremendamente cuesta arriba a los azulgrana. Polonara, completamente desatado, sería vital en el el parcial de 13-0 que los de Ivanovic fueron capaces de endosarle a su rival en cinco minutos. Pero, cuando parecía que se podía dar por enterrados a los azulgrana, los visitantes fueron capaces de ponerse otra vez por delante (71-72) en los segundos finales de un duelo que se decidiría con un tapón in extremis de Mirotic.