Deportes

Un irresistible Golden Boy: Cuatro goles de Haaland al Hertha en 25 minutos

Un irresistible Golden Boy: Cuatro goles de Haaland al Hertha en 25 minutos

La noche se había complicado para el Dortmund en Berlín, pero Erling Haaland lo arregló con una autoridad inaudita. El delantero, de 20 años, anotó cuatro goles tras el descanso y pudo celebrar el premio Golden Boy, que esta misma mañana le acreditaba como el mejor futbolista de Europa menor de 21 años. El triunfo ante el Hertha (2-5) permite al equipo de Lucien Favre mantener el ritmo del Bayern, líder de la Bundesliga con un punto de ventaja.

El Golden Boy, organizado por el diario Tuttosport, reconoce la imparable progresión Haaland, autor de 44 goles en la pasada campaña, donde también defendió la camiseta del Red Bull Salzburg. El noruego superó en las votaciones a Ansu Fati (FC Barcelona) y Alphonso Davies (Bayern) para suceder en el palmarés a Joao Félix (Atlético).

Esta exhibición permitió a Haaland superar el récord de Uwe Seeler para convertirse en el futbolista que alcanza más rápido los 20 goles. De momento suma 22 dianas en 22 partidos de Bundesliga, donde ocupa la segunda plaza en la tabla de goleadores, justo por detrás de Robert Lewandowski (11-10).

Moukoko, con 16 años

En el minuto 85, Favre retiró del césped a su mejor jugador para dar entrada a Youssoufa Moukoko. Otro momento para el recuerdo en el Olympiastadion, dado que el delantero alemán, nacido en Camerún, se ha convertido, a los 16 años y un día, en el más joven de la historia en debutar en la Bundesliga.

El contundente triunfo del Dortmund se vio comprometido en el primer tiempo con el 1-0 de Matheus Cunha. Tras el descanso todo cambió con el poder rematador de Haaland, que hasta ahora no había anotado lejos de su estadio. En el minuto 47 una asistencia de Emre Can para batir por vez primera a Alexander Schwolow.

Error defensivo

Poco después, tras un envío desde la izquierda de Julian Brandt, el control y el remate, al ángulo izquierdo, volvieron a dejar constancia de la calidad del '9'. No conforme con el doblete, Haaland aprovechó una mala entrega de Marvin Plattenhardt a Omar Alderete para elevar el 1-3.

Su póker se cerró sólo 44 segundos después de que Cunha marcase de penalti el provisional 2-4. Tras desembarazarse de dos defensores con una elegancia impropia para sus 194 centímetros de altura, aprovechó una bonita pared con Jude Bellingham para batir por última vez a Schwolow. Un exhibición goleadora en apenas 25 minutos de un delantero que puede marcar época.