Deportes

Tiger Woods, un capitán con poco mando

Tiger Woods, un capitán con poco mando

El californiano y Justin Thomas logran el único punto americano ante el resto del mundo (1-4)

Sigue la clasificación de la Presidents Cup

La decisión de Tiger Woods de escogerse a sí mismo como jugador para la Presidents Cup no dejó de ser controvertida. Por un lado, nadie cuestionaba su capacidad para jugar esta semana, sobre todo cuando había ganado tres torneos en trece meses y había vuelto a ser el de antes; una clasificación numérica no debía dejarle fuera de una competición por equipos tan atractiva. Sin embargo, enfrente había otras voces que argumentaban que un capitán (puesto en el que debutaba el californiano en esta edición de Merlbourne) debía estar centrado solo en dirigir y no compaginarlo con la lucha directa en el campo.

Después de lo visto en la primera jornada, parece que los segundos estuvieron más acertados en su planteamiento. El Tiger jugador volvió a ser el martillo de antaño y junto a su compañero Justin Thomas dieron buena cuenta del dúo internacional, Niemann y Leishman, por un apabullante (4 y 3). Sin embargo, en cuanto dio la mano a sus rivales y cambió su función por la entrenador, todo cambio radicalmente. Las parejas que había confeccionado no mostraron la magia necesaria y fueron cayendo en cascada ante la mejor estrategia de su homólogo, Ernie Els.

El surafricano, muy concienciado por jugar en casa y por conseguir el segundo trofeo de la historia para su bando, no ha tenido pegas en ceder el protagonismo a los estadounidenses. Llegaban como favoritos, con una estrella en el banquillo, y también con la presión de una victoria que s eles daba por supuesta. Mas la inteligencia y la calma de Els le hizo preparar unas parejas que extrañas como poco, mostraron mucha más garra y compenetración que las norteamericanas.

La que más sorprendió fue la de Oosthuizen - Ancer, y a la postre fue la más efectiva de las que quedaban en el campo. El veterano Loui se compenetró perfectamente con el mexicano y dejaron con un palmo de narices a Woodland - Dustin Johnson (4 y 3). Más igualados resultaron los otros choques, aunque todos ellos acabaron resueltos a favor de los internacionales. An - Scott vencieron a Finau - DeChambeau en el hoyo 17 (2 y 1) mientras que Im - Hadwin y Pan - Matsuyama superaron a Cantlay - Schauffele y a Reed y Simpson por el mismo resultado (1 arriba).

Es cierto que aún quedan veinte puntos en juego y esto no ha hecho más que comenzar, pero Woods va a tener que dar un giro a sus planteamientos si quiere retener la Copa. De momento, en la segunda jornada va a volver a jugar junto a Thomas y esperará que la inclusión de Kuchar y Fowler le dé más picante a su equipo.

Todos los partidos se podrán seguir en directo en Movistar Golf la próxima madrugada (de 01 a 06 h).