Deportes

«Si se confina todo Madrid, pediremos revisar los horarios de la Liga»

«Si se confina todo Madrid, pediremos revisar los horarios de la Liga»

Juan José Blardony, director de Hostelería Madrid, pide a la Patronal que se abra a la idea como han hecho en Inglaterra

La semana se presenta muy larga para la capital de España. El ministro de Sanidad Salvador Illa y el consejero de Salud de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, escenificaron ayer de nuevo sus diferencias tras dos horas de reunión. Mientras el primero insiste en confinar todo Madrid y el resto de localidades de la Comunidad que superen los 500 contagios por cada 100.000 habitantes, habla de transmisión comunitaria, aumento notorio de contagios y fallecidos, y niega el control de la pandemia, el segundo presume de un descenso del 66% de las cifras en nuevos ingresos por Covid-19 en las 45 áreas ya confinadas de Madrid y su Comunidad. Y en medio, un montón de afectados y, entre ellos, un sector que lo está pasando muy mal como es la hostelería.

El toque de queda a las 22.00 horas ya afecta a una sexta parte de los alojamientos hosteleros de Madrid. Muchos de ellos se ven privados de ofrecerle a sus clientes los partidos de la Liga, encuentros que pagan mensualmente mediante el abono a una plataforma privada y que, en estos momentos, no pueden amortizar ni sacarle beneficio.

Un sinfín de zancadillas

«En estos momentos, las zonas que están confinadas en Madrid significan 5.000 establecimientos hosteleros de los 32.000 que hay en Madrid. O lo que es lo mismo, ahora hay un millón de personas a las que se les está limitando ver los partidos de fútbol en establecimientos de hostelería. No hay barra, se exige un cincuenta por ciento como máximo de aforo en el interior de los locales, y en las terrazas está prohibido colocar medios audiovisuales, como es una televisión. Además, las restricciones hablan de que solo se permiten movimientos indispensables y necesarios, o de lo contrario el ciudadano se expone a una multa, lo que atemoriza aún más a las personas que viven en los barrios confinados a irse a un bar a ver la Liga. En consecuencia, se está limitando en todas estas zonas confinadas que los ciudadanos puedan ir al bar a ver el fútbol, que todos sabemos que es una práctica muy habitual en este país. Una medida más que aumenta los problemas de nuestro sector», explica a ABC Juan José Blardony, director de Hostelería Madrid.

Según los datos que maneja este organismo, el 60-65 por ciento delas personas que consumen fútbol lo hace en los bares de nuestro país. De cada diez personas, al menos seis ven la Liga junto a una caña y un pincho en un alojamiento hostelero. La caja de muchos de estos establecimientos supone entre un 30 y un 40 por ciento de los ingresos mensuales, sobre todo cuando estos partidos son los del Real Madrid y el Atlético, los dos equipos que reúnen más masa social en la capital de España. Pero también al hincha de estos dos equipos le gusta ver al Barcelona, principal rival de ambos. Blardony moverá ficha si el confinamiento se extiende a toda Madrid.

«Si esto sucede, el daño económico se multiplicará aún más, y tenemos que arrimar el hombro para que no sea así. Viendo lo que ha sucedido en Inglaterra con la Premier, claro que le pediríamos a la Liga que revisara el tema de los horarios para que todas las personas que viven en Madrid tengan la posibilidad de ver el fútbol. Acoplar los horarios de los partidos de la Liga a los horarios de cierre de los bares es una ecuación por que la tenemos que pelear para proteger nuestros negocios hosteleros. Es verdad que el fútbol también se puede ver desde los domicilios, pero también es cierto que el coste económico es muy superior en este caso y hay muchas familias en Madrid, y en España, que no pueden permitirse aumentar los gastos de su casa», sentencia el presidente de Hostelería de Madrid.

Ver los comentarios