Deportes

'Shandy' Barbosa, la mamá de Las Guerreras

'Shandy' Barbosa, la mamá de Las Guerreras

A falta de un segundo para el desenlace, Alexandrina Barbosa, o 'Shandy' -como todos la conocen-, armó el brazo desde casi nueve metros para soltar un latigazo inapelable. Su gol decisivo frente a Montenegro significó la primera plaza para Las Guerreras en el grupo C del Mundial. Una primera ronda inmaculada que abre un camino impensable antes de arrancar la cita. España marcaba la clasificación para el Preolímpico como el principal objetivo, pero ahora mira más allá. Mucho más.

Y lo hace, en parte, gracias a 'Shandy' (Lisboa, 1986), la máxima goleadora del combinado nacional en el campeonato: 30 goles en cinco partidos. Su óptimo papel ha propiciado la clasificación del equipo dirigido por Carlos Viver a la 'Main Round' con cuatro puntos. Acceder a semifinales ya no es una utopía. Hoy (12.30 horas, Teledeporte) las chicas afrontan su primer duelo con Suecia, que posee tres puntos. La anfitriona Japón y Rusia completan el grupo B. Francia, vigente campeona del mundo, cayó eliminada a las primeras de cambio al sumar sólo dos triunfos en cinco partidos.

El seleccionador, Carlos Viver, ha entregado todo el protagonismo a la lateral de 33 años, que se perdió el pasado Europeo por su embarazo. Su decisión de ser madre le trajo problemas con los directivos del Nantes Atlantique francés, club en el que acababa de aterrizar en 2018. A pesar de que la invitaron a marcharse, la ley del deporte del país galo la amparó y evitó que el equipo pudiera romper su contrato.

Jesús, en los entrenamientos

Ahora, un año después de aquella desagradable situación, 'Shandy' vuelve a disfrutar del balonmano en compañía de su pequeño, Jesús, que estuvo presente en todos los entrenamientos de Las Guerreras durante la concentración en el norte de Madrid, previa al traslado hacia Japón.

Yatsushiro (Japan), 06/12/2019.- Alexandrina Cabral Barbosa (R) of Spain and her teammates celebrate by taking a selfie after the IHF Women';s Handball World Championship match between Montenegro and Spain in Yatsushiro, Japan, 06 December 2019. (Balonmano, Japón, España) EFE/EPA/HIROSHI YAMAMURAHIROSHI YAMAMURA

Nacida en Lisboa y con ascendencia caboverdiana, llegó al balonmano español en verano de 2005 para firmar con el BM Sagunto. Allí, en su primera temporada, se convirtió en una de las diez máximas goleadoras de la Liga EHF Champions, con 46 tantos. Después, continuó su carrera en el Asfi Itxako Navarra, club que desapareció en 2013 y que obligó a 'Shandy' a acudir al mercado extranjero. Desde entonces, pasó por el Oltcim Valcea rumano, el Thuringer alemán, el Fleury francés y el Rostov Don ruso, hasta firmar en verano de 2018 con su actual club, el Nantes Atlantique.

Su relación con el gol le acompaña desde que acudía a las categorías inferiores de la selección portuguesa. Su papel en un Mundial Junior -todavía con Portugal- le abrió las puertas de la liga española y, posteriormente, de la selección. En 2012 el Gobierno le concedió la nacionalidad por naturalización y pudo debutar ese mismo año a las órdenes del entonces seleccionador, Jorge Dueñas. Desde su llegada, hace ya siete años, ha vivido desde éxitos como la plata europea de 2014, a la pesadilla en los Juegos de Río de Janeiro, donde España cayó en cuartos de final con Francia después de marcharse con siete goles de ventaja al descanso.

541 goles

Siete años en Las Guerreras le han servido para convertirse en una de las máximas goleadoras de siempre de la selección, con 541 tantos. Aunque todavía muy lejos de la mayor realizadora, la histórica Marta Mangué, que alcanzó los 981 tantos los Juegos de Río. Una cifra inconquistable para 'Shandy', que con 33 años podría ver los Juegos Olímpicos de Tokio como su último gran torneo con el combinado nacional.

«Shandy es una jugadora fundamental para nosotros», explicó el seleccionador, Carlos Viver, tras el triunfo ante Montenegro de este viernes. «El resultado nos hace soñar; hemos sumado puntos que nos pueden conducir a un objetivo todavía mayor al fijado de inicio», sentenció el preparador, que ha combinado a la perfección esa mezcla de veteranía y juventud de la plantilla. 'Shandy', junto a la navarra Nerea Pena -segunda máxima goleadora-, han hecho soñar a una selección que llegó al Mundial con un objetivo, el Preolímpico, que está a punto de cumplirse. Ahora, pensar en las semifinales ya no es una quimera.