Deportes

Nadal devuelve la vida a España con su victoria frente a Khachanov

Nadal devuelve la vida a España con su victoria frente a Khachanov

Aún está por ver si el revolucionario formato de la nueva Copa Davis acaba de cuajar, pero está claro que partidos como el disputado entre Roberto Bautista y Andrey Rublev responden plenamente al espíritu que siempre ha caracterizado a esta competición. En una pugna de alto componente emocional, con numerosos errores en ambos frentes, Andrey Rublev superó a Roberto Bautista por 3-6, 6-3 y 7-6 (0), en dos horas y 40 minutos, y dio el primer punto a Rusia en el debut español en la fase de grupos. El equipo de Shamil Tarpischev cuenta ya con el triunfo del lunes en el cruce con Croacia.

Poco certero a la hora de convertir las opciones de break, el ruso hubo de aguardar hasta la novena, en el octavo juego del segundo set, para empezar a equilibrar un partido que parecía escapársele después de ceder su saque en el segundo juego del parcial definitivo. No es la Davis una competición agradecida con Bautista, dispuesto a dar la cara incluso en las situaciones más delicadas. En 2014 le tocó certificar la caída de España del Grupo Mundial después de casi dos décadas, al perder en Sao Paulo el punto definitivo ante Thomaz Bellucci. En la Caja Mágica pasó más que un mal rato, muy lejos del jugador que ha estado de reserva en las recientes ATP Finals como número nueve del mundo y que alcanzó en el útlimo Wimbledon sus primeras semifinales de un torneo del Grand Slam.

Decisivo en Vladivostok

La figura de Rublev remite a uno de los peores momentos de España en la historia de la Copa Davis. En el verano de 2015, en Vladivostok, siendo todavía un chaval, el rubicundo jugador ruso dio el punto de la victoria a su país frente a Pablo Andújar y envió al equipo entonces capitaneado por Conchita Martínez a luchar frente a Dinamarca, por la permanencia en el Grupo I de la zona euro-africana. Eran tiempos críticos a nivel deportivo e institucional, después del cisma con José Luis Escañuela, presidente saliente de la Federación Española. Con Nadal al rescate, los pentacampeones escaparon de la sima en Odense y recuperarían la plaza en el Grupo Mundial tras vencer a la India a domicilio un año después.

Rublev ha progresado adecuadamente y hoy es el número 23 del mundo, semanas después de conquistar en Moscú el segundo título de su carrera. Recién cumplidos los 22 años, es uno de los tenistas llamados a ocupar espacio en la élite. Sin hacer un buen partido, rentabilizó los 56 errores no forzados del español, que se fue descomponiendo a medida que llegaba el desenlace. Fue Rublev quien más expuso ante un Bautista atrincherado, lejos de la línea de fondo, sin el carácter que demanda un torneo tan especial como éste. Había ganado con facilidad al moscovita en sus dos partidos del circuito, pero cayó atrapado por el peso de la camiseta.