Deportes

Rodrigo: "Este equipo no se cansa de obrar milagros"

Rodrigo:

"Al final el tiempo pone a cada uno en su sitio y este equipo no se cansa de obrar milagros, otro más como diría un amigo mío", decía Rodrigo al finalizar el partido que les daba la clasificación sobre el mismo césped del Johan Cruyff Arena.

La última vez que el Valencia pisó los octavos de final de la Champions fue hace siete años y el PSG lo expulsó sin contemplaciones. Aquel equipo de Unai Emery cerraba una etapa y con ella las opciones para colarse de nuevo entre los mejores equipos del continente. Desde entonces solo dos veces ha vuelto a disputar la competición, ya en la era Lim, y en ninguna pudo superar la primera fase de grupos. Ni Nuno ni Marcelino lo lograron.

Este año, en un grupo con Ajax, Chelsea y Lille y arrasados por el tsunami de la destitución de técnico asturiano a pocos días de estrenarse en Europa, el Valencia se ha sacudido los fantasmas. Ganó en Stamford Bridge, contuvo al conjunto inglés en un brillante duelo en Mestalla y, tras caer con el Ajax en Mestalla, se lo jugó todo a una carta ante el actual semifinalista, con diez bajas y la necesidad de vencer. Con todo en contra, lo logró con un gol de Rodrigo.

"El equipo es una gran familia, se me acaba las palabras para definir a mis compañeros. Estas tres temporadas hemos hecho cosas increíbles y hemos llevado al Valencia a sitios donde hace muchísimo tiempo que no estaba", recordó Rodrigo que destacó que son capaces de sobreponerse "a cualquier adversidad, institucional, médicos o del juego", sentenció en declaraciones a Movistar.

Tan feliz como el goleador estaba Albert Celades. Se estrenó con una victoria en Londres, pero sabía que parte de su proyecto pasaba por agarrar los octavos después de haber dejado pasar la ocasión hace dos semanas en Mestalla. "Sabíamos que íbamos a tener opciones y queríamos aprovecharlas. Estoy muy orgulloso del esfuerzo de estos jugadores, tengo una suerte muy grande por trabajar con ellos, porque tiene unos valores increíbles y se sobreponen a cualquier dificultad", quiso destacar el técnico. "Hemos acabado pidiendo la hora, pero también hemos limitado a un equipo muy bueno. Toda la fase de grupos ha tenido mucho mérito ante dos rivales como el Chelsea y el Ajax. Y es que estos tíos son la leche. Ha sido una gesta que se recordará", sentenció el técnico.