Deportes

Piqué trata de regatear al quirófano

Piqué trata de regatear al quirófano

Esta mañana se ha visto con el doctor Ramón Cugat y está valorando la posibilidad de un tratamiento conservados

Gerard Piqué todavía no sabe si se operará de la rodilla después de la grave lesión que sufrió en el Wanda Metropolitano. El futbolista ha visitado este miércoles al doctor Ramón Cugat para decidir la mejor solución y tras escuchar las opciones que le ha dado el traumatólogo ha pedido tomar un tiempo para escoger la vía más acertada. Piqué tiene dos opciones. Pasar por quirófano o realizar un tratamiento conservador. Esta última es la que parece ganar fuerza, ya que el tiempo de baja es menor. En concreto, si se decide por el tratamiento conservador podría regresar para el tramo decisivo de la temporada. No hay que olvidar que Koeman desveló a Lucescu en la previa del encuentro de Champions contra el Dinamo de Kiev este pasado martes que el catalán estaría de baja entre cuatro y cinco meses. Es significativa esta confesión del técnico porque si Piqué pasara finalmente por el quirófano, diría adiós a la temporada.

El futbolista se lesionó el sábado pasado contra el Atlético de Madrid al doblársele la rodilla en un ángulo imposible al ceder ante el peso de Correa, que le cayó encima. Ya sobre el césped, el central fue muy consciente de que la lesión era grave y abandonó el terreno de juego llorando y ayudado por los médicos del Barcelona, cojeando ostensiblemente pero por su propio pie. Las pruebas a las que se sometió revelaron un esguince de grado tres en el ligamento lateral interno y una lesión de ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha. Piqué ha querido conocer la opinión del doctor Ramón Cugat, reputado traumatólogo que ha intervenido todas las rodillas lesionadas de los cracks del fútbol. Esta misma temporada suturó el menisco de Ansu Fati. Curiosamente, dos días después de la grave lesión de Piqué, el galeno era presentado como uno de los miembros de la candidatura de Víctor Font. En esa comparecencia explicó sus primeras impresiones sobre la lesión del central.

«Hasta que no le vea no se puede hacer un diagnóstico y entonces decidiremos qué tratamiento hay que seguir», explicaba el lunes el prestigioso médico. Cugat ha querido dejar claro que « hablar ahora de plazos de baja es jugar a la lotería, porque cada rodilla es diferente. Hay que ser prudentes, ver la afectación del cruzado y entonces decidiremos el tratamiento a seguir, si hay que operar o apostar por uno menos traumático. Aún no sabemos qué tratamiento seguiremos, si quirúrgico o no». El galeno desveló que « además de la lesión del cruzado, tiene la lesión del ligamento lateral interno, que con terapias biológicas se puede curar. Y en este caso no hay líquido en la rodilla, un hecho que juega a favor del posible tratamiento conservador». No obstante, Cugat ha querido explicar que la intención es que Piqué sane completamente y pueda volver a jugar al máximo nivel: « El objetivo es dejar la rodilla lo más estable posible. Los jugadores suelen preferir el tratamiento menos traumático, si hay posibilidad. El médico propone, pero el que manda es el futbolista, se le aconseja, se le explica y él toma la decisión definitiva». Eso sí, también ha querido recordar que «no es lo mismo tratar una lesión así si el jugador tiene 17 años, que si tiene 33».

Ver los comentarios