Deportes

Pep Costa primer español en llegar a Las Palmas de Gran Canaria

Pep Costa primer español en llegar a Las Palmas de Gran Canaria

Ha invertido 9 días, 19 horas, 35 minutos y 23 segundos con su Mini 6.50 «Tip Top Too» a una velocidad media de 6,5 nudos, finalizando en mitad de la flota Proto con el puesto 13º

Del total de 87 navegantes solitarios que tomaron la salida de la primera etapa de la Mini-Transat La Boulangère (La Rochelle – Las Palmas de Gran Canaria); con los últimos datos de la Organización a las 08:00 horas de hoy 15 de octubre de 2019, siguen en competición 83 patrones, de los cuales 35 ya han cruzada la línea de llegada: 13 de la categoría Prototipos y 22 de los Mini Serie.

A las 06:13:23 horas GMT de hoy, el joven Pep Costa cruzó la línea de llegada en Las Palmas de Gran Canaria a bordo de su Mini 6.50 Prototipo «Tip Top Too», después de 9 días, 19 horas, 35 minutos y 23 segundos, a una velocidad media de 6,5 nudos sobre su ruta navegada de 1.530 nm, y de 5,7 nudos respecto a la ortodrómica que realizó de 1.338,5 nm.

Primer objetivo logrado por Pep Costa siendo un novato en la regata Mini-Transat La Boulangère, con 20 años es el patrón más joven entre todos los de la categoría Prototipos, y el segundo más joven de la flota tras la francesa Violette Dorange que con 18 años participa en la caegoría Mini Serie con el «Club Aérocampus» (finalizó en el puesto 22, en 9 días, 17 horas, 35 minutos y 30 segundos).

"¡Estoy muy feliz de estar aquí! Fue una etapa difícil, pero me divertí mucho y creo que me permitió acumular experiencia, y creo que soy un mejor marinero El Golfo de Vizcaya fue particularmente duro con los dos frentes que no eran muy obvios para negociar con fuertes rachas, luego a lo largo de la costa de Portugal había mucho viento, pero sobre todo olas. Tenía que estar alerta con el barco y el equipo, duró unos días, y cuando pensamos que todo estaba bien y que era lo último, llegó un viento del suroeste y retrasó nuestra llegada en dos días. Fue difícil para la moral, el barco golpeaba contra el viento y no me gustó mucho. Entraba mucho viento y tuve que manejar la situación para no romper nada y llegar lo antes posible. Estoy haciendo esta regata porque la quiero, es mi objetivo, me gusta. Llego a tierra y quiero volver al mar. Es mentalmente fácil si pensamos así. Las situaciones difíciles son parte del juego. El difícil cruce del Golfo de Vizcaya me marcó, fue mi primer cruce completo. Me digo a mí mismo que si puedo hacer eso, puedo aguantar toda la regata. Estoy muy contento con mi resultado, si me hubieran dicho eso antes de zarpar, habría firmado de inmediato. Tengo un buen barco, pero es del año 2003. Confío en él, pero no es un barco para ganar. ¡13º en Proto es genial! Súper balance positivo, una regata limpia y el barco afianzado".

El concejal de Turismo del ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Pedro Quevedo, ha dado la bienvenida a la ciudad a los primeros regatistas en arribar y les ha trasladado el apoyo de la capital, única escala de esta mítica prueba donde se ponen en juego la destreza, las condiciones y la capacidad de cada navegante que afrontan en solitario en barcos de tan solo 6.5 metros de eslora esta larga travesía.

Quevedo destacó “el enorme esfuerzo que supone navegar en estos pequeños barcos y hacerlo en esta mítica regata. A pesar de que en Canarias existe poca tradición en vela oceánica, no así en vela ligera donde somos una referencia mundial, la Mini-Transat puede abrir muchas puertas y ser un ejemplo para nuestros navegantes”.