Deportes

Nacho renovará por un año más, al igual que Kroos, Modric y Keylor

Nacho renovará por un año más, al igual que Kroos, Modric y Keylor

Los cuatro tienen pactada la extensión por un año de su contrato tras ganar la tercera Champions consecutiva en Kiev

Nacho Fernández renovará por una temporada más su contrato con el Real Madrid. El defensa multiusos, 29 años, canterano desde niño, un ejemplo para los chavales que se entrenan en Valdebebas, quiere acabar su carrera deportiva en el conjunto blanco, aunque la llegada de Militao le cierra puertas y Zidane decidirá este verano si le aconseja quedarse o marcharse ante le existencia de alguna oferta. Ya han hablado los dos. La incógnita es quien se va, Vallejo o Nacho, pues con Ramos, Varane y el fichaje del brasileño no habrá juego para cinco centrales. Zinedine le ha dicho con realismo la verdad y si medita alguna proposición buena, que decida.

El madrileño lleva seis años en la primera plantilla y ha sido muy importante en el bienio 2017-2018, para perder relevancia esta última campaña.

El zaguero, que ha jugado en el Real Madrid de todo, de lateral por ambas bandas y de central, es un madridista de cuna. Renovará por una campaña más, hasta 2022, porque era una cláusula que tenía tras ganar su tercera Champions consecutiva. Es la misma cláusula que tenían Modric, Keylor y Kroos, que también han renovado sus convenios por un año más. Solo Kroos ha expuesto ese acuerdo en rueda de prensa, el pasado lunes.

Nacho llegó a la cantera del club blanco cuando solo tenía 11 años. Pasó a formar parte del Alevín A y siempre soñó con debutar con el primer equipo, algo que logró en 2011 de la mano de José Mourinho en Mestalla, en un partido loco que ganaron por 3-6. Ahora suma seis temporadas completas en el primer plantel y tiene firmadas otras tres.

Es el mejor ejemplo para los canteranos que se entrenan en Valdebebas. Junto a las fotos luminosas de jugadores como Raúl, colgadas en las paredes de la residencia de chavales, también hay «imágenes» de Nacho, escritas y habladas. Tras el póster gigantesco de Zidane, cuyo gol en Glasgow ocupa toda una pared de esa «casa de los sueños», el propio entrenador francés señala al joven alcalaíno como espejo para todos los muchachos que quieren alcanzar la meta de militar en el primer equipo del Real Madrid. José Ignacio Fernández Iglesias llegó a la cima desde abajo, sin padrinos.

Nunca se había lesionado hasta el año pasado. Había soportado pequeñas sobrecargas y golpes en tobillos y rodillas a lo largo de veinte años de balompié, pero siempre se recuperaba en dos días y nunca ha causado baja en un partido. «Yo nunca me he lesionado», señalaba José Ignacio en una entrevista a ABC en 2017. En 2018 sufrió una lesión de rodilla. La única en veinte años.

Los técnicos de la cantera vieron llegar a Nacho en 2001, procedente de la Agrupación Deportiva Complutense Alcalá. Entró en el alevín A del Real Madrid, con once años. Su evolución fue continua. En 2008 ascendió al Castilla. Disputó nada menos que 105 encuentros en el filial, hasta 2013, pero en 2011 debutó con Mourinho en el primer equipo. Sucedió el 23 de abril. Los blancos vencieron 3-6 en Mestalla, con Cristiano en el banquillo. Mourinho le quiso como lateral izquierdo. Ancelotti, Benítez y Zidane le eligieron también como central y como lateral derecho.

Del Bosque le hizo internacional con España en 2013. Nacho acertó hace dos años al quedarse en el club. Tenía muchas ofertas y no se marchó. La llegada de «Zizou» al mando. En años pasados recibió propuestas de la Roma, del Inter y de varios equipos de la Premier. Ahora debe decidir si acepta una de las propuestas o continúa en el Real Madrid.