Deportes

Monchi estalla contra el VAR

Monchi estalla contra el VAR

El Sevilla se queja del gol anulado a De Jong y su director deportivo explota cuando le preguntan si se debía invalidar también el tanto del empate: «Si lo hacen, igual bajo al campo y saco al equipo»

No se habló de fútbol. No se valoraron los goles de Casemiro, que decidieron realmente el partido, en una decisión táctica de Zidane de adelantar al medio centro para hacer daño al Sevilla. Y lo hizo. Pero prima la polémica. El gol anulado a De Jong por un bloqueo de Gudelj a Militao que el árbitro y el VAR juzgaron como falta, desesperó a Lopetegui y al director deportivo del club hispalense, Monchi, que atrajo toda la atención mediática al amenazar con sacar a sus jugadores del campo y marcharse del partido. No analizó la mano de Munir en el tanto concedido al Sevilla. Aprovechó esa cuestión para declarar: «Si llegan a anular también el gol por mano, bajó al campo y saco al equipo del partido». Era una manera inteligente de eludir la pregunta y atacar con la primera acción.

Zidane contestó a Monchi: «El gol anulado fue un bloqueo, es falta y está bien anulado. Y en la jugada del gol del Sevilla hay mano de Munir y no se pita. No es para quejarse». El entrenador francés reflexionó sobre la amenaza de irse del césped: «Es muy fuerte. Yo no soy quien para decirle al director deportivo del Sevilla lo que tiene que hacer, cada uno es responsable de sus palabras».

Lopetegui fue escueto. Monchi ya había puesto el listón demasiado alto. «No entiendo por qué se anula el gol de De Jong», manifestaba el guipuzcoano. «No hay falta. Nos hizo mucho daño que lo anularan, porque nos sentimos frustrados. Ir con ventaja en el partido habría sido importante. Después, esto es fútbol y no sabemos lo que habría pasado». Ever Banega tiró a dar con otra bala: «Ese gol no se habría anulado en el área contraria».

Nadie subrayaba el partido de Casemiro. El brasileño generó el contragolpe dialéctico después de dirigir el contraataque en el césped: «El VAR está ahí para ayudar al fútbol, el árbitro también está para ayudar y si es para eso nosotros estamos de acuerdo y la gente también». Elogió a los hombres que le dieron los pases que él tradujo en goles: «El taconazo de Jovic merece la enhorabuena, fue un pase de cine, por eso fui a celebrarlo con él (le señaló ante la afición). En el segundo gol, Lucas Vázquez la colgó bien y ahí fue más fácil para mí. Lo que destaco es el trabajo del equipo para reaccionar».

Zidane alabó a su talismán, al hombre que introdujo en su esquema hace cuatro años hasta transformarse en imprescindible: «Felicito a Casemiro por su acierto. El segundo tanto, de cabeza, lo ha marcado muchas veces, pero el primero, con esa internada y el remate, es sensacional». Fue objetivo al analizar el encuentro: «En el primer tiempo no tuvimos el balón y no estuvimos bien. Reaccionamos en el segundo, volvimos a tener la posesión y ya atacamos más a la portería contraria».

Dio la enhorabuena a Varane en su partido 300 con el Real Madrid: «Vino muy joven, creímos en él y ha llegado a lo más alto». Y habló de la ausencia de Bale: «Tenía un problemilla, nada más que eso».