Deportes

Mingueza convence a Koeman en Kiev: "Es muy probable que juegue ante Osasuna"

Mingueza convence a Koeman en Kiev:

Francisco Javier García Pimienta, el técnico del Barça B, puso a Ronald Koeman sobre la pista de Óscar Mingueza hace ya varias semanas. El holandés le hizo caso. Y lo que vio, desde luego, le gustó. Tanto, que no dudó en llevárselo con los mayores, para que supiera lo que es entrenarse con el primer equipo. Ante el Dinamo de Kiev, con los deberes más o menos enfilados, y, sobre todo, con Gerard Piqué enfrentándose a una larga ausencia por lesión, le dio la oportunidad de debutar. Y el joven central, desde luego, se graduó con nota.

"Es muy posible que juegue también este domingo", señaló Koeman en la sala de prensa tras el partido. Los azulgrana se miden a Osasuna con la necesidad de enderezar un rumbo, el de la Liga, que no tiene nada que ver con el de la Champions. Y, desde su punto de vista, el joven defensa está más que preparado para afrontar el reto. "Lleva muchos años en el Barça. Eso es una ventaja, porque conoce los conceptos de cómo queremos jugar. Tiene que mejorar, como cualquier joven. Es un solo un partido, pero ha dado muy buena impresión. Y eso es muy importante, para nosotros y para él mismo, por su confianza", señaló el técnico azulgrana.

Poco antes, nada más acabar el partido, ya le dedicó varios elogios. "Ha demostrado que podemos contar con él. Tiene que trabajar duro para tener minutos, lleva cinco o seis semanas trabajando con nosotros y ya nos había dado muy buena impresión. Ha tenido su oportunidad de jugar y lo ha hecho muy bien", apuntó el holandés en declaraciones a 'Movistar Liga de Campeones'. El propio Mingueza, mientras, estaba casi en una nube. No sólo firmó un partido de nota a nivel defensivo, sino que también asistió a Martin Braithwate para que el danés inaugurara su cuenta anotadora en la Champions con el primero de sus dos goles de la velada.

"Estoy muy feliz. Después de tantos años de trabajar tanto y de tanto esfuerzo, de lo tanto que he sufrido y lo que he vivido, para mí era un sueño debutar en la Champions con el mejor equipo del mundo. Y además, con victoria", desgranó el central en declaraciones a 'Barça TV' nada más terminar el encuentro. "Llevaba toda la semana pensando si jugaba o no, cuando me he enterado me he puesto muy feliz. Al saberlo, me han venido un poco más los nervios, me he acordado de toda mi familia, de mi hermana, de mi pareja, de mi mejor amigo, de toda la gente que sabe lo que he sufrido y el trabajo que llevo detrás. Espero que sea el principio de algo muy grande. Ahora, lo que toca es seguir trabajando", agregó un Mingueza que desveló que recibió la felicitación de todo el equipo nada más pisar el vestuario.

De la Fuente y Matheus

Fue un partido lleno de estrenos. Además de Mingueza, también debutó en partido oficial con el primer equipo Konrad de la Fuente, el segundo estadounidense de la historia del Barça. Aunque, en su caso, a diferencia de un Sergiño Dest que abrió la lata, lleva ya mucho tiempo en el fútbol formativo azulgrana. Matheus Fernandes, quien ni siquiera ha sido presentado aún como jugador barcelonista, tuvo también sus primeros minutos. Y Riqui Puig, por fin, pudo jugar también su primer partido en la máxima competición europea.

La apuesta de Koeman por guardarse varias cartas en la manga dio resultado. "A veces te salen los partidos mejor que otras. Puede ser una diferencia en frescura, creo que hicimos bien al dar descanso a unos y poner a otros que físicamente estaban mejor. Eso lo hemos notado, la imagen ha sido mejor, había más hambre por presionar. Hemos aprendido, hemos mejorado cosas y hemos estado mejor que en el primer partido. Todos sabemos de las cualidades de los nuestros con el balón, pero sin él ha sido también todo muy diferente", deslizó el entrenador, quien, de nuevo, quiso romper una lanza en favor de un Antoine Griezmann que se encargó de cerrar la goleada con el 4-0.

"A Antoine desde el principio lo he visto como un jugador alegre, que trabaja para dar lo máximo para el equipo y para el club. Es una lástima que no tenga la suerte de marcar más goles. La única forma de cambiar eso es trabajar más todavía. Ha entrado bien, ha marcado el cuarto y ese gol le dará confianza. Cualquier jugador, sobre todo los de arriba, necesita esa tranquilidad y esa confianza", sentenció el holandés.