Deportes

Mick Schumacher, hijo de Michael, ficha por Haas y tendrá un asiento en la Fórmula 1 desde 2021

Mick Schumacher, hijo de Michael, ficha por Haas y tendrá un asiento en la Fórmula 1 desde 2021

La Fórmula 1 volverá a tener a un Schumacher en la parrilla ocho años después. La escudería Haas ha anunciado este miércoles la contratación del piloto alemán Mick Schumacher, hijo del siete veces campeón del mundo, a partir de la temporada 2021.

El joven alemán de 21 años ya había sido elegido por el equipo Alfa Romeo para participar en los entrenamientos libres del Gran Premio de Eifel en el circuito de Nurburgring, circunstancia que finalmente no se pudo producir a causa de la lluvia. Su futuro estaba cada vez más cerca del gran circo del motor, y de hecho parecía que Alfa Romeo podría facilitarle un asiento para la próxima temporada, pero finalmente será en el equipo Haas.

La escudería estadounidense cambiará a sus dos pilotos actuales, el francés Romain Grosjean y el danés Kevin Magnussen, por Schumacher y el ruso Nikita Mazepin, tercer clasificado en el campeonato de la Fórmula 2.

Schumacher tendrá su primera toma de contacto con el coche durante los entrenamientos libres del Gran Premio de Abu Dhabi, el viernes 11 de diciembre, y participará en los test para jóvenes corredores que se celebrarán el día 15 en Yas Marina.

Un joven campeón

Mick, que entró en 2019 en la Academia de pilotos de Ferrari, lidera la clasificación del Mundial de Fórmula 2 antes de la disputa de su última prueba en Bahrein. Ha conseguido diez podios y aventaja en 14 puntos al segundo de la tabla.

El hijo del Káiser lleva seis temporadas compitiendo el más alto nivel de cada una de las categorías en las que ha pilotado. Empezó en las F4 Series de Alemania y ascendió hasta el Campeonato Europeo de Fórmula 3 de la FIA, del que resultó vencedor en 2018 tras acumular ocho triunfos y que le valió un sitio en la Fórmula 2.

Durante la temporada 2019 ya había participado en unos test con Ferrari y Alfa Romeo, de ahí los constantes rumores que apuntaban a su futuro dentro del entramado 'rojo', pero teniendo todavía lejos los puestos de Charles Leclerc y Carlos Sainz, y con Alfa Romeo renovando al italiano Giovinazzi y a Kimi Raikkonen, Schumacher ha tenido que buscar la oportunidad en otra escudería.

"Quiero dar las gracias a Haas, Ferrari y a la academia por creer en mí. Y a mis padres, que les debo todo. Siempre he creído que conseguiría llegar a cumplir mi sueño de estar en la Fórmula 1", declaró Schumacher.