Deportes

Márquez: «El brazo se quedó sin fuerza y eso ya era peligroso»

Márquez: «El brazo se quedó sin fuerza y eso ya era peligroso»

La «locura» controlada de Márquez

Así regresó Márquez a la pista tras la operación del martes

El dolor bate a Márquez y no correrá el domingo

El piloto español y vigente campeón de MotoGP Marc Márquez (Repsol Honda) ha asegurado que su sueño era poder probarse en este Gran Premio de Andalucía, pese a ser operado el martes de la fractura en el húmero, pero ha señalado que al final de la FP4 el dolor fue a más y que, por precaución, optaron por no correr este domingo.

«He visto que podía ser peligroso y cuando hay peligro de por medio es mejor apartarse. En la Q1 he salido, pero les dije al equipo que si notaba la sensación de quedarme sin fuerza en el brazo iba a parar, y es lo que he hecho. Han respetado mi decisión», se sinceró en DAZN.

Ahora, terminado el sueño de verse de nuevo en Jerez, piensa ya en Brno. «Se ha hecho posible estar aquí y mi sueño de probarme, lo he podido hacer y no puede ser. Una carrera que no podré disputar, pero queda campeonato y muchas carreras y ahora ya empiezo a trabajar en la recuperación para llegar lo mejor posible a Brno», auguró.

Antes, no obstante, debe poner fin a una semana difícil y complicada. «La primera reacción fue el domingo con la fractura, ni me planteaba estar aquí este fin de semana. Una vez te operan, si tienes pasión por algo y ganas, y esa entrega, siempre siendo consciente y realista y escuchando tu cuerpo, tienes que intentarlo», recordó. «Esta mañana me queda la conciencia tranquila. Me desperté de la operación, cuando me quitaron el yeso lo primero que hice fue mover el codo. Vi que tenía fuerza, movilidad, que podía hacer flexiones, que no me cansaba más de la cuenta, aunque el dolor siempre está. Pero lo hablamos, y meditamos, me probé en una moto y vi que podía ser posible», explicó.

Además, fue petición suya probarse. «Pedí a Honda probarme el sábado, lo pedí yo y ellos no me han forzado nunca. Lo veía factible tras esta mañana, me costaba más hacer un 'time attack' que mantener ritmo. Iba bien, pero esta tarde, sea por el calor o fatiga de la mañana, he hecho una tanda larga y me he encontrado bien, pero cuando he ido a box he visto que algo pasaba y me quedaba el brazo sin fuerza. Ahí uno tiene que ser realista», aceptó.

Sobre si lamenta algo de lo sucedido, lo negó. «Me arrepiento del primer error, del de la salvada, pero de nada más. El error llega cuando estaba conservando. Veía que tenía a Viñales, estaba tercero y en el grupo, quedaban tres vueltas y cambié de mapas. Pero los errores llegan cuando uno menos se lo espera. Lástima de la lesión, de eso es de lo que más me arrepiento», se sinceró. «Pero errores los he cometido, y los volveré a cometer. Lo importante es aprender. Me divertí mucho en esa carrera, se me pasó rápido remontando. Lo que dije al equipo es si había disfrutado o no, porque yo disfruté», ahondó en este sentido.

De cara a Brno, reiteró que se preparará al máximo para estar en la mejor condición posible, pensando además en volver a ganar el Mundial. «Matemáticamente siempre es posible. Si estoy aquí es porque lo veo posible, y trabajaré para llegar al máximo a Brno porque lo veo posible. Quedan muchas carreras por delante. Si no se puede ganar, es porque no se puede. Pero por voluntad y esfuerzo no será», aseguró.