Deportes

Los secretos de las zapatillas mágicas de Kipchoge

Los secretos de las zapatillas mágicas de Kipchoge

«Creo que las zapatillas que usé son correctas»

El plusmarquista mundial y campeón olímpico de maratón, el keniano Eliud Kipchoge, desvela los secretos de las «zapatillas mágicas» de Nike, las Air Zoom Alphafly NEXT%, las más 'rapidas' de la multinacional estadounidense y que integraron el proyecto 'Breaking2', con el que bajó, por vez primera, de las 2 horas en los 42,195 kilómetros.

En un documental que se adentra en el centro de entrenamiento en Kaptagat (Kenia), Eliud Kipchoge hace un recorrido por el nacimiento del modelo más innovador, que saldrá a la venta al público en general este 2 de junio después del período abierto a los miembros del club de Nike, para los corredores de los últimos años.

«Creo esta zapatilla será parte de mi legado. He aportado mi 'feedback' en los últimos seis años», apuntó Kipchoge, que detalla las mejoras que fue incorporando a las Air Zoom Alphafly NEXT% antes de recibirlas en Kenia de la responsable del departamento de innovación de calzado de Nike, la atleta estadounidense Carrie Dimoff.

Las Nike Air Zoom Alphafly NEXT% combinan la amortiguación de Nike ZoomX con las almohadillas Nike Zoom Air en la parte delantera del pie y con una placa de fibra de carbono, que logra una sensación de propulsión y un menor desgaste especialmente en las carreras de larga distancia como el maratón.

Con un prototipo de este modelo, Kipchoge bajó de la barrera de las dos horas en el maratón en el INEOS Challenge el pasado octubre en Viena, pero la marca no fue considerada oficial porque las liebres entraban y salían de forma rotatoria y un vehículo les marcó el ritmo, entre otros motivos.

Después de ser tildadas de 'dopaje tecnológico' por la competencia, con la comercialización de las Nike Air Zoom Alphafly NEXT% a partir de la próxima semana, Kipchoge y el resto de pupilos de su escuela en Kenia confían en seguir batiendo récords en su camino hacia los Juegos de Tokio 2020, aplazados por la pandemia del coronavirus.