Deportes

Las razones de Jonathan Isaac para no arrodillarse en el himno

Las razones de Jonathan Isaac para no arrodillarse en el himno

La NBA censura el gesto prohibido de los jugadores en su regreso

Fue el único que se mantuvo de pie, mientras el resto de los jugadores de la NBA escuchaban el himno nacional de Estados Unidas con una rodilla hincada en el suelo. Jonathan Isaac, cuya imagen ya ha dado la vuelta al mundo, prefiere protestar contra las desigualdades y la violencia policial, sobre todo contra los negros, de otra manera.

También se ha convertido en el primer jugador de la NBA en no llevar la camiseta con el lema «Black Lives Matter» (Las vidas negras importan). Otros, como Gregg Popovich, entrenador de los San Antonio Spurs y la asistente Becky Hammon tampoco se arrodillaron durante el himno, pero sí portaron las camisetas.

«Por supuesto que creo que las vidas de los negros importan. Fue una decisión mía pensar que arrodillarme o llevar esa camiseta no ayuda a apoyar la vida de los negros. Claro que creo que importan, pero sentí que era una decisión que tenía que tomar. Para mi el arrodillarse o llevar la camiseta no es la respuesta. Para mí, las vidas de los negros se apoyan a través del Evangelio, todas las vidas están ayudadas por el Evangelio», comentó el jugador, quien también admitió que había estado rezando durante el himno.

«Todos nos quedamos cortos ante la gloria de Dios, y al final del día, quien busque a Dios y se arrepienta de sus pecados podrá ver sus errores y el mal de las personas de manera diferente. Eso ayudará a unirnos y a superar el color de la piel, superar lo que está en la superficie y que no trata de los corazones de los hombres y las mujeres», admitió el jugador cuanto le preguntaron por su decisión.

El entrenador de los Magic, Steve Clifford comentó: «Es una decisión personal. Nosotros nos apoyamos unos a otros en esto. Si alguien no está cómodo arrodillándose y quieren estar de pie, nadie va a tener ningún problema. Yo lo apoyo. Sus compañeros lo apoyan. La organización lo apoya. Esto forma parte de vivir en nuestro país»

Sin embargo, Gregg Popovich prefirió no comentar nada: «Prefiero mantener lo que pienso para mí. Cada uno tiene que tomar una decisión. La liga se ha hecho grande por esto: cada uno tiene la libertad para reaccionar como quieran. Por razones propias, yo reaccioné de la manera que lo hice. Considerando lo que ocurre en nuestro país con la raza, ha sido siempre nuestro pecado y es algo que nunca hemos afrontado como deberíamos. Y con los acontecimientos de este año es lógico y sabio mantener esto vivo porque es una vergüenza nacional. Nos impide ser el país que deberíamos ser o el país que les hemos prometido a todos. Y no hay nada más conmovedor que ver a los equipos comprometidos y hacer declaraciones y dejando claro que esto tiene que cambiar, y no solo un poco».