Deportes

Las dudas que genera un ERTE en un club de fútbol

Las dudas que genera un ERTE en un club de fútbol

¿Cómo funciona un ERTE en un equipo de fútbol?

Igual que en cualquier empresa que no sea un club deportivo. Debe presentar el ERTE, demostrar que no puede proseguir su actividad por las pérdidas económicas y debe quedar pendiente de que el Gobierno lo apruebe. «Burger King presentó un ERTE y el Gobierno se lo tumbó al considerar que no había causa de fuerza mayor», pone como ejemplo Jacinto Vicente.

¿Qué requisitos se deben dar para aprobar un ERTE?

El club puede alegar dos motivos: causa de fuerza mayor o por razones económicas, técnicas, organizativas o de producción.

¿Hay un tope que deban cobrar los futbolistas?

No está estipulado. Deben acordarlo los clubes junto al Ministerio, la RFEF, la Liga, la AFE y el CSD. Una gran parte lo asumirían los clubes y el resto el Estado.

¿Se puede bajar a un jugador unilateralmente el sueldo?

Lo habitual es llegar a un acuerdo pero en situaciones excepcionales se pueden aplicar medidas excepcionales y un club puede abogar por bajar fichas o despedir a futbolistas, que, al fin y al cabo, son empleados de la entidad.

¿Qué pasa si un jugador no se quiere rebajar el sueldo?

Si un jugador no acepta bajarse el sueldo el club podría optar por despedirle. Al igual que sucede en cualquier proceso laboral, el futbolista podría recurrir esa decisión, ir a juicio y esperar sentencia. No obstante, es improbable que clubes de Primera división despidan a algún jugador suyo, que son activos y quedarían libres para negociar con otro club.