Deportes

Las claves del regreso de Conor McGregor: ni una gota de alcohol en cuatro meses

Las claves del regreso de Conor McGregor: ni una gota de alcohol en cuatro meses

Vuelve Conor McGregor. La estrella de artes marciales mixtas, que anunció su retirada 15 meses después de perder contra Khabib Nurmagomedov, inicia este sábado su reconquista. El rival, el experimentado Donald Cerrone, en Las Vegas.

McGregor asegura que ha cambiado. En una conferencia de prensa previa a la pelea en el T-Mobile Arena, el irlandés de 31 años apareció tranquilo, confiado y respetuoso con su oponente. Sin rastro de trash talking. "Es difícil no respetar a Donald", pronunció sobre el estadounidense de 36 años, quien peleará en su combate número 50 (36 victorias, 13 derrotas) y posee el número récord de nocauts (20) en UFC.

Aunque Cerrone, sin embargo, parece estar en declive. El año pasado lo cerró con dos derrotas, contra Tony Ferguson y Justin Gaethje. "Es un buen tipo, un buen luchador", le elogió McGregor, quien aseguró que su ventaja será "la velocidad". "Estoy bien preparado, no hay nadie que pueda tocarme", agregó "The Notorious".

Aunque su última victoria data de noviembre de 2016, el irlandés es el claro favorito. Para el antiguo campeón, los últimos tiempos han sido movidos, con aquella escapada al boxeo que acabó en derrota contra Floyd Mayweather y el sufrimiento en el octágono ante Nurmagomedov ruso.

También tuvo que comparecer ante la Justicia estadounidense y sigue siendo objeto de dos investigaciones de asalto sexual en Irlanda, según el New York Times. "Cometí errores. Y fui lo suficientemente hombre como para admitirlos y corregirlos. Soy más maduro y más experimentado. Estas cosas me ayudaron a mejorar como hombre", aseguró. McGregor jura que no ha tomado una gota de alcohol en cuatro meses.

"Pero si le preguntas a mi familia, a mis seres queridos, te dirán que no soy tan diferente. Todavía soy un joven apasionado que busca derribar la luna. Probablemente estoy más concentrado y más vigilante", concluyó.